Resumen del libro Harry Potter y el Prisionero de Azkaban. J.K. Rowling

 

Harry Potter y el prisionero de Azkaban, es el tercer libro de la serie literaria Harry Potter, cuya autoría se ajusta a la autora británica J. K. Rowling en 1999. Esta obra, fue la que más rápido escribió Rowling, porque tardó solo un año en llevarlo a cabo.
En el prisionero de Azkaban, se narran los hechos que pasan en todo el tercer curso de su personaje primordial, Harry Potter, dentro del Colegio Hogwarts. Además, hay una única situación de deber para el personaje central, que radica en la presencia de Sirius Black, uno de los homicidas de Voldemort, quien se fuga de la prisión de Azkaban para matar a Harry y propiciar el regreso de su amo al poder. Las máximas autoridades de la comunidad mágica, reaccionan con preocupación frente la noticia, realizando más fuerte las cuestiones de inseguridad del colegio y otros sitios de su jurisdicción, con los dementores, criaturas tenebrosas que trabajan de carceleros en Azkaban.
Al finalizar el verano, Harry Potter, de 13 años de edad, está en la vivienda de sus tíos, los Dursley. Pero tras un hecho en el cual, no consigue controlar su temperamento y hechiza a una visitante Marge, hermana de Vernon Dursley, Harry huye dentro del Autobús Noctámbulo rumbo a Londres. Es así como se entera de la noticia que mantiene en vilo al planeta mágico: Un súper riesgoso asesino, burló a los carceleros de Azkaban y se fugó.
Harry, elige resguardarse en la taberna El Caldero Chorreante, reenccontrándose, al cabo de unos días, con sus amigos, Hermione Granger y Ron Weasley, hospedado con su familia en el sitio. Más allá de la renuencia de su mujer, Arthur Weasley pone alerta a Harry de la relación que hay entre él y el fugitivo Sirius Black.
En situación, Black estuvo entre las filas del innombrable Lord Voldemort cuando tuvo plenitud de su poder y la causa de su fuga es el de asesinar a Harry para propiciar el retorno de su amo.
Por otro lado, el tren que transporta a los alumnos al Colegio Hogwarts, sufre el asedio por criaturas tenebrosas, que no son otros sino los dementores, los que el Ministerio de Magia envió para custodiar los accesos al centro. El director del colegio, Albus Dumbledore, le recomienda a los estudiantes en el marco del banquete de bienvenida, que no generen oportunidades que prodúzcan furia en las criaturas, ya que su furia es muy intensa.
Pero los dementores tienen muy interés por Harry y lo atacan en un partido de quidditch. Por ello, Remus Lupin, el nuevo docente de Defensa contra las Artes Oscuras, le enseña el encantamiento patronus, para defenderse de sus atacantes.
Asimismo, Lupin mantiene el secreto que lo vincula a Sirius Black y a las víctimas de este último, Peter Pettigrew. La cuestión es que todos ellos fueron compañeros de escuela y amigos de los Potter, y en la Primera Guerra contra Voldemort, les prestaron asistencia para esconderse del brujo tenebroso.
Pero lo que no numerosos saben, es que Harry revela durante una excursión oculta hacia la villa de Hogsmeade, que Black fue el fue el traidor del matrimonio, y los entregó al Innombrable, lo que fue previo al homicidio que terminó dejándo huérfano a Harry. El jóven, inundado de íra, jura matar a Black cuando lo encuentre.
Los pésimos presagios que se adelantan al compromiso pasan, ingresando al grin, perro negro espectral que ronda el colegio, y la predicción de la profesora Trelawney, en relación al regreso de Voldemort.
Este acercamiento se brinda, cuando Harry, Ron y Hermione, quedan atraídos a la Casa de los gritos, lugar donde también coinciden Lupin y Severus Snape, revelándose que el que traicionó a los Potter, fue Peter Pettigrew, dado que se escondió bajo la forma de Scabbers, la rata de Ron, a través de sus talentos de animago.
Es la misma fachada con la que crea que lo confundan con el perro espectral que comunica a la desaparición. Al verse y atrapar a este último, Harry confía más en Sirius, el que termina siendo su padrino.
Pero la inocencia de quien es prófugo no puede probarse; ya que el grupo se dirige a Hogwarts para ofrecer a Pettigrew, y Lupin, quien padece licantropía, es transformado en hombre lobo y los dementores, les hacen un ataque, debilitándolos hasta que pierden el entender. Antes que se desmayarse Harry, el mira que alguien ahuyenta a las criaturas con un patronus.
Siguiendo los consejos que les dió Dumbledore, tanto Harry como Hermione, usan un electrónico con el que retroceden unas horas en el tiempo, tratando hallar ayudar a que Black consigua eludir la pena capital que le dió el Ministerio. Así, alcanzan la liberación de un hipogrifo y, sobre su lomo, Black consigue huír, prometiendole a Harry Potter que se verán próximamente.
¿Te sirvió este archivo?

(50%) SI    NO (50%)

(adsbyGoogle = window.adsbyGoogle || []).push({});
Compartir este resumen:

O bien, copie y pegue el siguiente código en su página web, blog o foro:
<a href=”http://www.resumenes10.com/harry-potter-y-el-prisionero-de-azkaban-jk-rowling.html” target=”_blank”>Resúmenes Harry Potter y el Prisionero de Azkaban. J.K. Rowling</a>