Resumen del libro La lucha por la vida

“La pelea por la vida” es un libro escrito por Pío Baroja, en la cual se detallan tres narraciones: “La busca” (1904), “Mala hierba”(1904) y “Aurora roja” (1905). Estas revelan la crónica de Manuel, quien es el personaje primordial. Cabe poner énfasis que el primer libro es reconocido como el más destacable y el más sugerido por los que leen.

Individuos de “La pelea por la vida”:

Dentro de las tres historias, el personaje personaje primordial es Manuel Alcázar, quien es el guía, el prototipo del hombre fracasado que el constructor usa para reflejar su pesimismo. Por otro lado se hacen hagan ver los individuos secundarios pero indispensables dentro de las historias, como Vidal y el Bizco, quienes son descritos como una pareja atroz, por su fachada poco grata; el señor Ignacio, quien es un zapatero con el que trabajó por un tiempo; Leandro era el hijo más grande de Ignacio, mató a su novia Milagros cuando ella salió con otro hombre, y después se quitó la vida; el señor Custodio, quien le dio trabajo a Manuel en su casa como criado. También logramos hallar los individuos femeninos, como la Salvadora, quien es una mujer generosa y con un colosal espíritu solidario. Es huérfana y vive bajo el precaución de una corrala con su pequeño hermano. Por su lado está Petra, quien es la madre de Manuel; Justa, quien es la hija del señor Custodio, y de quien Manuel se conquista.

Resumen y síntesis de “la pelea por la vida”:

“La pelea por la vida” es una obra conformada por tres gigantes novelas, de esta manera que se mencionó antes. Por lo cual presentaremos un corto resumen de cada libro:

1.- La Busca:

Análisis de la obra:

Esta obra constituye la sección primera del libro “La pelea por la vida”, cuenta la crónica de Manuel, quien es un chico que elige irse de su pueblo para vivir en Madrid. Su mama Petra le encontró un espacio en la pensión de Doña Casiana, pero tuvo un colosal combate con uno de sus vecinos. Por lo cual tuvo que marcharse de ese lugar, y se quedó sin empleo y sin un espacio para vivir. Después su mamá consigue conseguirle un nuevo empleo a Manuel con el señor Ignacio, quien es un zapatero con quien trabajó por un tiempo y lo enseñó remendar zapatos. El hijo más grande de su jefe era Leandro, y con él logró abarcar numerosos barrios de Madrid. Pero cuando su novia Milagros salió con otro hombre, este la mató y después se suicidó. Lo cual fue algo muy trágico para Manuel y difícil de aguantar. Por medio de esto el señor Ignacio decidió cerrar el taller y otra vez Manuel quedó desempleado. Por lo cual este se va a la ciudad en busca de trabajo. En el lapso de un tiempo laboró como ayudante en una panadería, por otro lado duró poco tiempo. Más adelante Manuel consigue un trabajo como sirviente en la vivienda del señor Custodio. Aquí él conoce a su hija llamada Justa, por quien se siente atraído y por último se conquista de ella. Pero ella lo conquista solo para para burlarse de él, dado que ella tiene una relación con un hombre de la carnicería. Así que Manuel se sintió traicionado y deja el trabajo, ya que no podía estar en esa casa, y no le importó quedar otra vez sin empleo. Cuando pierde este trabajo, Manuel queda como un vagabundo en las calles de Madrid, entre delincuentes, golfos y mendigos. Por último se refleja esa búsqueda recurrente de Manuel por subsistir entre los suburbios de la región, entre el hambre y la pobreza que se oculta detrás de la burguesía.

Citas textuales de “La pelea por la vida”:

Este es el segundo libro de “La pelea por la vida” y constituye la continuidad de “La busca”. Aquí el constructor nos comenta de como Manuel tomó la decisión de dejar a un lado todo lo que está mal que ha vivido y comenzar otra vez hacia un mejor futuro. Así que consigue encontrar un empleo en una imprenta, ya que aunque había estado en las calles por un tiempo, seguía siendo una aceptable persona con lindos sentimientos.

Por último hace aparición este libro, en el cual el hermano de Manuel, llamado Juan se sale del seminario en el que estaba para ocuparse a viajar por el planeta. Así que se va a París, y allí se brinda cuenta de su verídica vocación en la escultura. Al pasar el tiempo, Manuel funda su propia compañía de fotografía e imprenta, que resultó ser todo un éxito, y por último se consideraba por numerosos parte de la burguesía, ya que ahora mismo tenía su negocio.

“La pelea por la vida” es un libro con mucha carga sentimental, donde el personaje primordial pelea día a día por subsistir y cuadrar en la sociedad. Tiene decepciones amorosas, está cubierto de catástrofe, pobreza y siente una colosal frustración siempre que queda sin empleo y está en las calles de Madrid. Además, retoma su crónica y se elige a progresar y por último consigue montar su negocio, encajando así en la sociedad burguesa. En este sentido, en esta obra “La pelea por la vida” logramos hallar la vida de personaje desde su adolescencia hasta el desenlace. Se muestra como un hombre con un colosal espíritu de pelea, que tuvo que vivir entre los suburbios para encontrarse a si mismo y poder continuar hacia un mejor futuro. La trama de esta obra, se transporta a cabo en su mayoría en el submundo de los marginados de la región, y el constructor muestra un enfoque ideológico con una visión barojiana de los comienzos del anarquismo dado en España. Así que este libro está enmarcado entre el realismo y la ficción, donde se revela la jerga barriobajera. Además nos enseña hechos llenos de tragedias, decepciones amorosas, que sucumben al personaje primordial en el transcurso de la trama, donde solo el espíritu de pelea consigue levantarlo y exceder los obstáculos del sendero.

“La acción es todo, la vida, el exitación. Editar la vida estática en vida mecánica; este es el problema. La pelea siempre, hasta el último momento, ¿por qué? Por algún cosa” “Si quieres algo enserio en la vida no creas que hay lo irrealizable, esa palabra no existe para la multitud con energía y voluntad”. “A pesar de que hayamos vivido en la oscuridad y las tinieblas, siempre hay que sostener viva la esperanza”. “Todo lo que parezca estar bien lo está”. “Es muy superior enseñar a un grupo de individuos que a un solo hombre”. “La vida será mejor cuando está llena de sacrificios que cuando está llena de amarguras”. “Siempre habrá instantes pésimos que llegaran a tu vida, los buenos tendrás que salir a buscarlos”.