Resumen de Saltamontes va de viaje

Quien ame el planeta de la literatura infantil, un mundo cruelmente desdeñado y minusvalorado por numerosos superiores, sin lugar a dudas habrá leído, con conocimiento de causa o sin ella, alguno de los sensacionales libros del escritor estadounidense Arnold Lobel. Se puede garantizar, por consiguiente, que en la mayoría de los hogares norteamericanos y de europa mamás y padres han narrado a sus hijos historias que han salido de la pluma y pincel de este magnífico constructor.
Lobel (Los Ángeles, 1933 – Nueva York, 1987), estudió diseño en Nueva York y tras un corto tiempo prestando su talento al planeta publicitario, comenzó a ocuparse en única a ilustrar libros infantiles. De ahí, dio el salto a escribir sus propias aventuras, y es así como llegó a figurar como ilustrador en más de cien libros y su nombre comenzó a figurar entre los gigantes autores de literatura infantil. Entre sus proyectos más emblemáticas se muestran la serie Sapo y Sepo, donde destacan, “Sapo y Sepo son amigos” (1970) o “Días con Sapo y Sepo” (1979), y la serie del Ratón en la que están “Historias de ratones” (1972) y “Sopa de ratón” (1977).
Habiendo demostrado la calidad de su prolífico trabajo, fue agasajado con numerosos premios como el Caldecott Medal otorgado por la Asociación de Bibliotecas estadounidense o el Caldecott Honor Books por sus trabajos dentro de la serie Sapo y Sepo.
Y es que, ¿quién no se ha feliz con la inexorable amistad entre Sapo y Sepo?, ¿quién no se ha desternillado de risa con las ocurrencias de esta pareja de amigos?, ¿cuántos de nosotros no nos hemos maravillado con la pasión por la literatura de un pequeñito ratón que busca socorrer su crónica contando imaginativos cuentos?
En esta ocasión, sin embargo, se muestra otro trabajo de Lobel, quizás menos habitual pero de cualquier manera encantador. “Saltamontes va de viaje” (1978), comienza por la fácil decisión de Saltamontes de seguir un sendero y ver hasta dónde le transporta. Y no son pocas las aventuras con las que irá topando: desde un club de escarabajos fanáticos de la mañana que enarbolan anuncios ensalzando los beneficio del tiempo diurno y que intentan que Saltamontes se una a su club, hasta mariposas que no cambian su rutina ni una brizna y que desean que el personaje primordial siga sus mismos hábitos.
Se trata, a fin de cuentas, de un canto a la aventura, una proposición de que disfrutemos del viaje, nos apartemos de lo períodico y experimentemos lo diferente, lo ajeno. Una delicia para la visión y para el corazón. Enviado por:
Miren Rico TolosaOtros libros de este autor:

Sapo y Sepo son amigos

Tío elefante

Historias de ratones

El libro de los guarripios

El cerdito

$(document).ready(function() { var zoomimages = $(‘#ctl00_ctl00_maincontainer_contentpane_ctl01_images_imageslist a.wp-zoom-image.wp-item-image-link[href]’); var zoomfooterimages = $(‘#ctl00_ctl00_maincontainer_contentpane_ctl01_images_imageslist a.wp-zoom-image.wp-item-image-footer-link[href]’); if (zoomimages.length > 0 || zoomfooterimages.length > 0) { var options = { borderSize: 10, displayTitle: true, slideNavBar: true, allSet: true, navbarOnTop: false, disableNavbarLinks: false, displayDownloadLink: false, displayCloseImage: true, displayImageIndex: false, autoStart: false, strings: { help: ‘ ‘, prevLinkTitle: ‘Anterior’, nextLinkTitle: ‘Siguiente’, prevLinkText: ‘Anterior’, nextLinkText: ‘Siguiente’, closeTitle: ‘Cerrar’, image: ‘Pág. ‘, of: ‘ de ‘, download: ‘Descargar’ } }; if (zoomimages.length > 0) zoomimages.lightbox(options); if (zoomfooterimages.length > 0) zoomfooterimages.lightbox(options); } }); Otros libros relacionados:El mundo encantado de Ela

Gail Carson Levine

Tanto Arnold Lobel como Gail Carson Levine son dos autores con un óptimo número de libros en su haber que gozan de colosal éxito entre los que leen infantiles y juveniles.

Adquisición el libro en Amazon.es:

libroVolverMás libros…

Colabora en Trabalibros