Resumen del libro “Se busca una mujer”

Se busca una mujer

Se busca una mujer, uno de los destacables cuentos cortos de Bukowski, un escritor que busca retratar las realidades utilizando una narrativa verídica, descubra la trama este relato y los otros 26 cuentos cortos que le acompañan, que por su lenguaje están dirigidos a un publico adulto.

Argumento de Se busca una mujer

El escritor alemán, nacionalizado estadounidense, Henry Charles Bukowski, 1920-1994, es el constructor de novelas como “Pulp”,1994 “Factótum” 1975  y los cuentos de “Se busca una mujer”, 1973, esta última narra una historia donde un hombre solitario anda en la búsqueda de una dama. Es también una serie de  cuentos y algunos se desarrollan en el submundo menos alcanzable de la región de los Ángeles, California, U.S.A.,

Se busca una mujer es una sucesión de 27 cuentos, donde su personaje primordial, en algunos de ellos, es Henry  Chinaski, apodado «Hank” un personaje ficcional recurrente en varias de las proyectos de Henry Charles Bukowski, y se considera su alter ego; Hank llega a interpretar sus novelas o tener algún papel en ellas, como en “La senda del perdedor”, y “Mujeres”. Su personalidad es ser algo cínico, bebedor, mujeriego, y procaz.

Uno de los cuentos que se narran en esta colección de cuentos cortos de Henry Bukowski, transporta por título Se busca una mujer, y su trama gira cerca de un aviso que vio la personaje primordial, Edna, dicho aviso decía que un hombre de profesión contable con seguridad laboral, dinero guardado, con pasión del cine y la televisión., de  49 años, busca una mujer, algo rellena con el propósito de contraer matrimonio.  A ella le llamó la atención y le telefoneó. Le invito a leer, cuentos de buenas noches para niñas rebeldes.

En Se busca una mujer, Edna responde al aviso, ya que ella a sus 37 años aún no había formalizado ninguna relación amorosa. Cuando ella llama a Joe Lighthill, ese era el nombre anotado en el aviso, él la invita a su apartamento, al inicio ella se rehúsa, y le pregunta porqué anda tratando hallar mujeres en esa forma, y le dice que no puede hallar una, e reitera que invitarla a su casa. Edna, por curiosidad, facilita.

El apartamento del no quedaba muy lejos de la suya, así que dentro de poco llegó a donde Joe; Edna se puso un bonito vestido de seda en color azul claro, cuando llegó a casa de él notó la limpieza y buen adornado, Joe la recibió de buen gusto, con sus 50 años, ella notó que se estaba quedando calvo y desde su perfilada nariz sobresalían algunos vellos, la recibió con la camisa algo abierta. Quiere leer una obra de otro género, lea los mares del sur.

En el cuento Se busca una mujer, Edna es recibida por Joe y este le da unos tragos, ella con la promesa de comprender buenas cosas de él, se denomina la atención cuando comienza a hablarle de sexo. Edna le dice que ella jamás lo logró y Joe le recomienda llevarlo a cabo para que se conozca mejor, Edna cuando le pregunta si él se había divorciado, él le dice que fue su mujer la que se divorció de él, y su separación fue por culpa de las orgías sexuales.

Joe Lighthill, en Se busca una mujer, le señala muy detalladamente a Edna cómo eran las orgías en las que participaba con su esposa; Edna solo le llega a decir que ella de eso nada sabe, después Joe le cuenta que a lo relevante la práctica del swap hubiese salvado su matrimonio, como Edna no sabe que era eso, el comenzó a describirle que consistía en cambiar parejas, y se pone contarle las ocasiones que tendrían lugar en esos actos.

El cuento Se busca una mujer finaliza porque Edna se hartó de aquel hombre que con sus cuentos sexuales buscaba solo avergonzarla, se tomó el último trago de licor y se dispuso a retirarse, pero él se le fue encima y abusivamente quiso besarle, como se resistió la llamó zorra, y la sujeto más fuerte y logró besarla, pero ella se soltó al darle con la rodilla en los genitales, logrando escapársele y dejándolo tirado en el piso. Le invito a leer, cuentos de amor de disparidad y de muerte.

Se busca una mujer y sus cuentos

La serie de cuentos del escritor y poeta estadounidense Henry Charles Bukowski, organizados en el libro Se busca una mujer, son cuentos dirigidos a un publico adulto que este dispuesto a leer ocasiones muy detalladas que hablan de a actos sexuales y realización de otras pretensiones fisiológicas del ser humano; con un lenguaje muy procaz, crudo y lleno de realismo, matizados de sexo, drogas y licor sus cuentos son muy entretenidos.

En esta serie de cuentos cortos de Se busca una mujer, se hallan narraciones que llevan al lector a sentir enojo, decepción, en algunos cuentos y en otros despiertan sonrisas y buenas sorpresas, o sea con este constructor, Bukowski, nadie llega a aburrirse. Estos son una sucesión de 27 cuentos de fácil lectura, con títulos como “Deje de mirarme las lolas, señor”; “El diablo estaba caliente” y “Amor por 17,50 $”, están lejos de ser pornográficos. Otra buena obra que puede leer es, la ciudad y los perros.