Resumen de Tierra y Dios

De la mano del caballero riojano Alvar Los Santos, Alejandro Bermúdez Medel nos sitúa en el siglo XII de la narración de España. Una novela que se desplaza entre la narrativa y el estudio histórico, dada la proporción de información que logramos hallar en estas páginas. En el transcurso de una época donde la distribución territorial cobra una colosal consideración debido, por ejemplo cosas caracteristicas, a la pelea entre reinos cristianos y las taifas, los primeros más débiles y los segundos perdiendo una seguridad política que, sin embargo, no se veía reflejada de manera directa en el progreso económico y demográfico. Una época donde la sociedad feudal (relación que se da entre un hombre libre llamado vasallo y otro hombre libre, pero de superior estamento recurrente, a través de la cual el primero recibe del segundo unas tierras o feudo para su precaución, y de las que debe rendir cuentas al señor feudal) marcaba el devenir de la territorialidad, de la economía, de la demografía y, en el desenlace de cuenta, de las relaciones sociales. Una época donde las cuestiones religiosas experimentaban cambios profundos internos y externos, al verse enfrentados a los asuntos científicos que cuestionaban firmemente los preceptos de la fe.
La novela se transporta a cabo, precisamente, cerca de la consolidación de territorios cristianos próximos al Duero, arrebatados de manos musulmanas en fechas no muy lejanas. El rey Alfonso VII agradece a don Pere Blasco sus servicios otorgándole una heredad real que recaerá en manos de su hijo, Rodrigo Blasco. Su destino, las tierras de Segovia. Su compañía, Elvira, su joven mujer, Íñigo, el hijo de los dos, Domingo, el hermano de Rodrigo, Alvar Los Santos, tío de Rodrigo y una sucesión de criados y demás acompañantes de su servicio personal y hombres de guerra. La llegada a sus recientes tierras no será fácil, no tanto por el viaje, que no se expone como fácil al ir acompañados de mujeres, niños y múltiples enseres, sino porque los pobladores de las tierras en las que comenzarán su novedosa vida, no están dispuestos a aceptar fácilmente la heredad concedida por el rey (al verse atacados en su feudo por el monarca, intuyendo una reducción de su poder de adentro en favor de Rodrigo y, en el desenlace de cuenta, en favor del rey), y no le pondrán nada fácil el sitio y el sitio a los nuevos vecinos.
Durante el viaje, una parada nocturna en un monasterio y los ruidos y gritos que escucha Domingo, el hermano de Rodrigo, pondrán una nota de misterio a “Tierra y Dios“. De hecho el olor que el hermano de Rodrigo siente esa noche, como si saliera de entre las paredes despierta su curiosidad. Estos extraños hechos llevarán a domingo a hacer posteriores visitas para intentar cubrir qué se oculta en esos fríos muros.
Tierra y Dios” es una novela donde Bermúdez Medel ha recurrente compaginar los argumentos puramente históricos con la novela histórica. Descubriéndonos la realidad de las prácticas sociales, religiosas, políticas, de poder… en un marco temporal donde la pelea de poder entre religiosos y laicos, entre la Iglesia y la Corona, entre cristianos y musulmanes… marca cada movimiento en las localidades españolas.