Resumen de Tres tristes tigres

Tres tristes tigres

Tres tristes tigres debe leerse de noche, porque el libro es una celebraci√≥n de la noche tropical”. Tampoco ser√≠a mala iniciativa leerla en voz alta siguiendo las sugerencias de su constructor, devolviendo a la novela la vocaci√≥n de oralidad con la que fue redactada y dej√°ndose envolver por la sensualidad caribe√Īa de La Habana nocturna de los a√Īos 40 y 50.
La localidad vibra de noche y sus calles son hijas de la bohemia y herederas de maneras de vida dedicadas al goce y al disfrute. Cae el sol y a la llamada de la oscuridad asoman criaturas urbanas de toda clase dispuestas a empaparse de choteo criollo, relajo cubano y pachanga. Bajo el calor caribe√Īo de la noche los amores y pasiones se desatan con simplicidad en la Cuba que todav√≠a no conoce la represi√≥n de la dictadura castrista. Los individuos del libro detallan el colorido tapiz de una localidad que est√° pr√≥ximo de cambiar y desconoce que ese cambio va a arrebatarles parte de su identidad.
Conced√°monos la √ļltima fiesta. Salgamos a gastar la √ļltima noche. Bailemos y gocemos de La Habana antes de que todo explote y ya nada sea igual. Melancolia de una Cuba variopinta y alegre, juguetona y pizpireta, intensa y vividora, artista y malabar. Una galer√≠a de voces atrapadas al vuelo, cada una con su alma y con su son; dialectos diferentes de lo que dice ser el mismo idioma, un idioma riqu√≠simo que cada cubano hace de el, una lengua que se transforma con la idiosincrasia de cada pueblo y culebrea en jergas incomprensibles. La Cuba que recuerda -o que quiz√°s recrea, piensa o mitifica la memoria de Guillermo Cabrera Infante– marcada por la frescura y la vericidad de sus gentes, aunque tambi√©n por la m√ļsica, el cine y, c√≥mo no, la literatura.
Tres tristes tigres triscaban trigo en un trigal.” Con fachada de trabalenguas, la novela que marc√≥ un¬†hito en el boom latinoamericano se retuerce entretenida en un juego en fachada f√°cil, que permite la oportunidad de ser jugado a diferentes escenarios de contrariedad. La actitud l√ļdica del ensayo literario desarrollado por Cabrera Infante no debe abandonarse al ojearlo si no se quiere perder el esp√≠ritu del libro, que est√° pose√≠do por el duende del lenguaje y el genio de la civilizaci√≥n. Juegos de expresiones, oraciones escritas en jergas invi√°bles, coloquialismos cubanos, producciones narrativas sensacionales, continuas referencias y gui√Īos a proyectos literarias, chistes y bromas, expresiones que se rompen y se arreglan con otras piezas: el lenguaje usado en todas sus configuraciones como material blando, el√°stico, modelable. “Tres tristes tigres” es el canto l√ļdico y nost√°lgico al alma habanera as√≠ como la interioriz√≥ Cabrera Infante, desde la riqueza que permite la diversidad, el abarcar vivir y el cari√Īo a la literatura.

Curiosidades:

– La edici√≥n conmemorativa que Seix Barral publica en 2017 con fundamento del 50¬ļ aniversario de la publicaci√≥n de la obra tiene dentro un texto del constructor in√©dito en Espa√Īa y el expediente de la censura terminado. Expediente que muestra un inter√©s particular conociendo la infinitud de obst√°culos que la censura plante√≥ a esta obra cumbre de la literatura en espa√Īol, que lleg√≥ a tacharse como “obsceno,¬†moralmente objetable y pol√≠ticamente condenable” y tuvo que ser reescrito numerosas oportunidades por Guillermo Cabrera Infante, intentando encontrar el modo de que la novela mantuviera su esencia y a la vez sortear al censor.
– El manuscrito original de “Tres tristes tigres” (tambi√©n llamado para abreviar TTT por su autor) ten√≠a 120 p√°ginas. El trabajo que la censura oblig√≥ a realizar a Cabrera Infante sobre la novela intentando de batallar “las obsesiones del censor” fue inmenso, profundo, molesto e interminable. Por √ļltimo, la obra pas√≥ a tener 450 p√°ginas, por lo cual el constructor se encontr√≥ con que hab√≠a escrito 300 p√°ginas recientes. Cabrera Infante, con el sentido del humor y la iron√≠a que le caracterizaban, “agradece” todo el periplo que tuvo que atravesar para que esta magn√≠fica obra superara la censura en el texto explicativo que Seix Barral publica en Espa√Īa por primera ocasi√≥n en esta edici√≥n conmemorativa precediendo al expediente de censura y que transporta por t√≠tulo “Lo que este libro debe al censor“. La verdad es que, m√°s all√° o a trav√©s de la censura, TTT es ununa de las novelas cumbres de las letras hispanoamericanas.
– “Tres tristes tigres” -que recibi√≥ el Premio Biblioteca Corto en 1964 y¬†el Prix du Meilleur livre √©tranger (Premio al mejor libro extranjero) en 1970- no ha podido ser comunicado hasta 1967. En los expedientes que acompa√Īaban al veto de publicaci√≥n se acusaba a esta obra de integrar “pinceladas de la pelea revolucionaria castrista contra el gobierno de Batista” y “continuas informaci√≥nes er√≥ticas que llegan con continuidad a lo pornogr√°fico”.Otros libros de este autor: