Resumen Una Navidad diferente

Una Navidad diferente

John Grisham (Estados Unidos, 1955) es un escritor afincado en el género de la novela judicial (ejerció la abogacía en el ámbito penal y civil, y numerosos de las situaciones le sirvieron para llevar a cabo parte de su obra, como es la situacion de “Tiempo de matar”). Su producción literaria es muy larga. Ocasionalmente brinda el salto del thriller judicial a un tipo de novela costumbrista (“La granja”, “Una Navidad diferente”, “Calico Joe”…). Su foto debería manifestarse con la definición de constructor best seller.
En “Una Navidad diferente“, Luther y Nora, el matrimonio personaje primordial de la novela, deciden vivir una Navidad sin celebraciones ni tradiciones; desean ser la única casa de la calle sin decoración y marcharse de crucero para no tener que «sufrir» un año más las mismas historias de cada año por Navidad, los mismos prácticas familiares, las mismas discusiones, las mismas oportunidades con los vecinos… Pero, las ocasiones que Grisham les hace vivir, convertirán su intención, precisamente, en “Una Navidad diferente”.
La narración de Grisham en sus novelas judiciales transforma sus libros en un «un capítulo más y lo dejo», porque exhibe hechos, individuos y oportunidades de manera que mantiene al lector alerta, siendo muy fácil adentrarse en la novela como un espectador de muy primera línea. En “Una Navidad diferente”, la narración almacena esa espera de novedades y resoluciones parciales hasta el desenlace del libro.
Y, una vez más, termino hablando de Charles Dickens. Irrealizable no realizar una comparativa. En este libro de John Grisham logramos hallar a un personaje malhumorado, Luther, que nos hace sospechar en el tierno Scrogge de Dickens. Luther no tiene intención de estropear la Navidad a nadie, simplemente quiere pasarla con su mujer de una manera diferente, porque está agotado de la parte más comercial e hipócrita de esta fiesta. El progreso de ámbitos de cada personaje crea en el lector diferentes sentimientos frente los problemas y reacciones de cada uno (de la misma forma que abarcar a Bob y a su familia —incluido, cómo no, al pequeño Tim—, y sus problemas económicos, nos despiertan sentimientos en “Cuento de Navidad”).
Aunque estamos hablando de una comparativa ineludible, ni ambientación, ni individuos, ni historias particulares… encajan con lo narrado por Dickens, simplemente, está encuadrada en una época que nos transporta, sin querer, a sospechar en la obra del constructor victoriano.
Para los seguidores incondicionales de John Grisham, esta es una novela totalmente diferente. Es una forma de «limpiarse» de la temática rutinaria del constructor. se ve que nuestro John Grisham hubiera elegido escribir esta novela navideña para, él mismo, realizar algo nuevo y darse un respiro con una novela fuera del thriller judicial.