20 HISTORIAS DE TERROR CORTAS

Una regla fundamental para escribir terror radica en hacer un cl√≠max antes de a√Īadir el miedo a la ecuaci√≥n. Esto¬†nos pide una enorme extensi√≥n si deseamos que una historia de miedo sea lo bastante terror√≠fica, ya que el lector no sentir√° miedo si no tuvo tiempo de hundirse en la historia. Pero, incre√≠blemente, hay maneras de ofrecer miedo con algo tan corto como dos oraciones. ¬ŅNo te lo crees? Espera y ver√°s, porque aqu√≠ encontrar√°s¬†20 historias de terror contadas en dos oraciones.

Es difícil llevar a cabo una mención justa a la autoría de cada historia, ya que algunas las he visto en diferentes sitios a fechas idénticas y muchas otras me las contaron cara a cara hace tiempo. La mayoría están sacadas de Reddit y su red social, aunque sospecho que tampoco son los autores directos de todas ellas. Sea quienes sean los que hayan contado estas historias, tienen toda mi admiración.

 

~1~

Una cara sonriente me est√° espiando desde la oscuridad, detr√°s de la ventana de mi dormitorio.

Vivo en un noveno piso.

 

~2~

Al crecer con gatos y perros me acostumbr√© al¬†sonido de los ara√Īazos en la puerta de mi habitaci√≥n mientras dorm√≠a.

En este momento que vivo solo es bastante m√°s inquietante.

 

~3~

‚ÄúNo puedo dormir‚ÄĚ, susurr√≥ ella mientras entraba en la cama conmigo.

Desperté con frío, abrazando el vestido con el que fue sepultada.

 

~4~

Mi hijo me despert√≥ en la madrugada, ¬ępap√°, hay un monstruo debajo de mi cama¬Ľ.

Fui a ver y all√≠ no hab√≠a nada, entonces escuch√© a mi hijo con voz temblorosa: ¬ępap√°, hay un monstruo sobre mi cama¬Ľ

 

~5~

No puedo moverme, respirar, comentar u oír, y está muy oscuro todo el tiempo.

Si supiera que esto era la soledad, habría favorito la incineración.

 

~6~

Mi hermana no deja de llorar y gritar en mitad de la noche.

Visito su tumba y le digo que pare, pero no me hace caso.

 

~7~

Algo horrible te sigue a todas partes.

Mira a la izquierda, a la derecha, a tus pies, en el vestíbulo, debajo de la cama… pero jamás mires arriba, odia que le miren a los ojos.

 

~8~

Llegas a tu casa, agotado, después de un duro día de trabajo y todas las luces están apagadas.

Alcanzas con tu mano el interruptor de luz, pero ya hay otra mano ahí.

 

~9~

Beso a mi mujer y mi hija antes de irme a reposar.

Cuando me despierto, estoy en una habitaci√≥n acolchada y las enfermeras me comentan que fue s√≥lo un sue√Īo.

 

~10~

T√ļ te despiertas.

Ella no.

 

~11~

Jam√°s antes hab√≠a visto a una ni√Īa llorar tan desconsoladamente.

Y menos a√ļn en un hospital abandonado.

 

~12~

Cuando est√°s totalmente solo, escuchar√°s un sonido despacio y alucinante.

Cuando dejes de escucharlo, sabr√°s que ¬ęeso¬Ľ te encontr√≥.

 

~13~

Mi hermana dice que mamá la mató.

Mam√° dice que yo no tengo ninguna hermana.

 

~14~

Tengo una novedad buena y otra mala.

La buena es que próximamente vamos a estar muertos.

 

~15~

Todas las noches a las 3 de la ma√Īana¬†mi casa comienza a oler a azufre y me despierto.

Podría volver a dormirme si esa sombra del rincón dejara de mirarme.

 

~16~

Anoche tardé bastante en dormirme por culpa de las tétrica mirada del hombre de aquel cuadro.

Esta ma√Īana me percat√© de que no era un cuadro, sino una ventana.

 

~17~

Me desperté al escuchar como alguien llamaba al cristal de la ventana.

Al inicio pensé que era la ventana, hasta que volvieron a llamar desde el espejo.

 

~18~

Despu√©s de llevar muchos a√Īos viviendo solo en una¬†casa tan enorme,¬†llegu√© a una asombroso conclusi√≥n:

Siempre cerraba muchas más puertas de las que abría.

 

~19~

Ayer mis padres me dijeron que era bastante más grande para un amigo imaginario y que tenía que terminar con él.

Hallaron su cuerpo esta ma√Īana.

 

~20~

Esta ma√Īana encontr√©¬†en mi m√≥vil una foto m√≠a durmiendo.

Vivo solo.

Deja un comentario