C脫MO HACER DESCRIPCIONES DE PERSONAJES

Uno de los pilares escenciales de la narrativa radica en saber聽c贸mo realizar informaci贸nes de individuos.聽Esto es tan destacable como聽vigilar los di谩logos,聽poner buenos nombres聽o聽llevar a cabo conflictos narrativos. Hay diferentes elementos que, bien sabidos, hacen m谩s f谩cil much铆simo la construcci贸n de informaci贸nes y hacen que una parrafada sopor铆fera se convierta en una forma de ver al personaje con total naturalidad.

驴Qu茅 es exactamente una descripci贸n literaria?

Se llama descripci贸n literaria al grupo de letras y n煤meros que definen seres, elementos y panoramas dentro de una narraci贸n. Es un聽modelo de definici贸n del聽que se vale el escritor para transportar las im谩genes de su cabeza al papel, a trav茅s de expresiones que intentan cerrar, con la m谩s grande precisi贸n posible, la visi贸n del autor聽sobre su propia historia. En las informaci贸nes se utiliza un lenguaje connotativo donde abunda la utilizaci贸n de adjetivos, met谩foras y de figuras ret贸ricas.

Tipos de descripciones

Las informaci贸nes tienen la oportunidad de referirse a personas, animales, elementos, lugares鈥 Pero dentro de cada una hay una sucesi贸n de categor铆as diferentes, cada una聽centrada en un aspecto descriptivo diferente.

Prosopograf铆a

La palabra聽prosop聽viene del griego y significa 芦aspecto禄. Sabiendo esto es muy f谩cil deducir a qu茅 tiene relaci贸n esta especialidad. Es la descripci贸n de los puntos f铆sicos del personaje, os茅a, de su fachada. Tiene dentro 煤nicamente esos elementos apreciables a f谩cil vista, seg煤n su聽fachada externa. Su ropa, su peinado, su constituci贸n, su imagen鈥

Etopeya

Es la descripci贸n de los聽puntos psicol贸gicos聽y聽morales聽del personaje. Engloba todo lo que es como sujeto y como ser, desde su accionar hasta su car谩cter, pasando por su personalidad, moralidad, etc茅tera. Dicho de otro modo, la etopeya se帽ala el aspecto interna del personaje.

Retrato

El retrato es una descripci贸n que聽combina tanto las caracter铆sticas f铆sicas como las morales.聽En otras expresiones, es una mezcla de la prosopograf铆a y la etopeya.

Caricatura

La caricatura se utiliza en la mayor铆a de los casos en el 谩mbito humor铆stico, radica en una聽descripci贸n de los puntos exagerada聽donde se acent煤an los defectos y se expone al personaje como un sujeto c贸mico.

Lo bueno, si es corto, dos oportunidades bueno

Aunque este apunte es muy subjetivo, s铆 es verdad que聽el buen lector agradece una descripci贸n clara y concisa. No obstante, las informaci贸nes m谩s o menos extensas ya son cosa de cada uno. Hay escritores que necesitan treinta p谩ginas para detallar la cara de un personaje secundario y despu茅s est谩n los que ni mencionan聽de qu茅 color es el pelo de聽su propio personaje primordial. Cada escritor es un mundo y todos ellos聽son tan v谩lidos como alguno.

A煤n citado lo previo, es escencial prestar atenci贸n a eso que se se帽ala para聽no reiterar informaci贸n.聽Independientemente de la extensi贸n, ser redundante en una descripci贸n no es aceptable. Se puede detallar realmente bien a un personaje con una cita, del mismo modo que se puede entender en los datos del mismo a lo largo de varias p谩ginas. Mas es inadmisible reiterar con diferentes sin贸nimos algo que ya se ha聽expresado con anterioridad. Algo as铆 hace que la lectura se vuelva insufrible y aburrida.

Una explicaci贸n para cada descripci贸n

Una narraci贸n ha de ser consecuente y din谩mica para no aburrir al lector, por lo que聽a帽adir informaci贸n que nadie ha pedido es un claro s铆ntoma de falta de pr谩ctica.聽Esto precisamente pasa muy con las informaci贸nes. Jam谩s hay que detallar a alguien con la 煤nica explicaci贸n de que est谩 ah铆.聽Por esa regla de tres聽habr铆a que detallar hasta el m谩s m铆nimo aspecto de todo transe煤nte con el que se cruzara nuestro personaje primordial por la calle. Por no denominar lo irritante que resulta leer una popularizada descripci贸n de alguien a quien se acaba de ense帽ar. De hecho el personaje primordial es un inidentificable al inicio de la novela. Aunque sea un personaje primordial en la trama, no es favorable realizar un despliegue de datos f铆sicos cuando el lector no ha tenido聽tiempo de encari帽arse con el personaje. Es como si un inidentificable nos parase por la calle para contarnos algo que no nos importa.

Cuando el escritor sabe esto le es聽mucho m谩s f谩cil encontrar el momento preciso para realizar una descripci贸n.聽Debe buscar y propiciar el momento preciso, jam谩s forzarlo.聽Es insignificante explicar聽que el personaje primordial tiene los ojos azules y una cicatriz en la mejilla, si no hay nadie m谩s que el lector enfrente de ese personaje. Ser铆a muy superior aguardar alg煤n otro momento, por ejemplo cosas,聽cuando este personaje聽se est谩 observando al espejo despu茅s de haber tenido una pelea que le dej贸 un ojo morado. Cuando este o alguien presta atenci贸n a su rostro, es una explicaci贸n particular para contarle al lector c贸mo es su cara. Ni antes ni despu茅s.

El orden de la descripci贸n

M谩s destacable de hecho que el cu谩ndo es el聽c贸mo. Una descripci贸n ca贸tica resulta incoherente y confusa,聽y hace que la narraci贸n sea tediosa y trascendente. Empezar describiendo un personaje por los pies, seguir por el pelo, despu茅s las manos y por 煤ltimo la cara, hace聽parecer que estamos describiendo a una clase de Frankenstein hecho trozos, o alg煤n tipo de quimera deforme. A esto, precisamente, en literatura se le llama聽complejo de Frankenstein. Este complejo radica en聽escribir err谩ticamente, sin sostener un orden, como si construy茅semos al personaje por trozos, sin respetar los puntos m谩s atrayentes y d谩ndole聽prioridad a los menos destacables.

驴Qu茅 orden hay que seguir entonces? Si observamos un paisaje y hacemos una vista panor谩mica del grupo, 驴qu茅 ver铆amos primero? Imaginemos un bonito prado verde con algunos almendros al fondo y unas altas cordilleras en la lejan铆a. Y en ese 谩mbito id铆lico, en mitad del prado, hay una cabina telef贸nica聽roja.

Si alguien fuese a ese prado, 驴qu茅 ver铆a primero? 驴o qu茅 le llamar铆a m谩s la atenci贸n? Desde luego la cabina telef贸nica聽ser铆a lo primero que llamar铆a su atenci贸n por lo surrealista de la situaci贸n. Despu茅s, quiz谩s, la extensi贸n del prado ser铆a digna de menci贸n. Y despu茅s, la altura de las monta帽as. Pero llevarlo a cabo al rev茅s ser铆a precisamente extra帽o, dado que dar铆a la impresi贸n de que para ese personaje es recurrente encontrarse cabinas telef贸nicas聽en mitad de la naturaleza.

Con la multitud pasa ex谩ctamente lo mismo. Si nos detallan a un se帽or con un parche en el ojo, salvo que seamos piratas y estemos familiarizados a algo as铆, lo primero que nos llamar谩 la atenci贸n ser谩 el parche. No obstante, si esa persona tiene el pelo verde, ese hecho eclipsar谩 el parche. Y si es un sujeto recurrente y corriente, resaltar谩n los puntos m谩s caracter铆sticos del sujeto, como puede ser una piel ajada, una calva principiante o una observaci贸n penetrante.

Resumiendo, el orden que se ha de llevar en las informaci贸nes de individuos ha de ser聽enumerando los puntos de m谩s a menos atrayentes.聽Es conveniente dejar聽en primer lugar esos puntos m谩s caracter铆sticos, que m谩s chocan y que son lo primero que se ve a f谩cil vista.聽Los puntos y datos m谩s recurrentes e poco importantes tienen la oportunidad de omitirse o mencionarse de pasada como algo circunstancial.

 

El m茅todo es fundamental

Las informaci贸nes son聽subjetivas, dado que siempre est谩n atadas a un m茅todo exacto. Los dos modelos narrativos m谩s usados son la tercera y la primera persona, afectando todos forma diferente a las informaci贸nes.

En Tercera Persona

Cuando el narrador es omnisciente y narra en tercera persona, no debe ser 茅l quien聽describe seg煤n聽su m茅todo hacia el personaje descrito, sino que debe ser聽a trav茅s de la percepci贸n de los dem谩s individuos聽que est谩n presentes en la escena, de todos ellos o de uno exactamente. La narraci贸n debe transmitir la sensaci贸n que crea ese personaje en el 谩mbito y c贸mo da帽a esto a los dem谩s individuos. No ser铆a muy l贸gico detallar a alguien como un fornido mat贸n con porte terrible y amenazador, cuando quienes le cubren son colosales que le sacan tres cabezas y el doble de m煤sculo. Como ya se ha dicho, las informaci贸nes son totalmente subjetivas.

En Primera Persona

Del mismo modo que pasa con la tercera persona, salvo que聽el m茅todo siempre se aplicar谩 al personaje que cuenta la historia.聽Esto se refleja a la perfecci贸n y de un m茅todo magistral en聽El ni帽o con el pijama de rayas, de聽John Boyne. El personaje primordial es un ni帽o que siente el planeta desde la inocencia y la ignorancia, y cuando ve a un聽grupo de personas con ropa聽de prisionero, el constructor los se帽ala como personas en pijama, porque聽as铆 es como聽el peque帽o聽los siente. Es muy inocente como para identificarlo de otra manera聽y as铆 ocurre聽con todos los elementos de la novela.

Ejemplos de descripciones

A煤n dicho todo lo citado,聽la manera m谩s 贸ptima de estudiar a escribir buenas informaci贸nes es ley茅ndolas.聽Cualquier novela que se precie tiene entre sus p谩ginas una cantidad considerable de informaci贸nes, algunas m谩s extensas que otras. Algo tan f谩cil como tomar conciencia de lo que se est谩 leyendo en cada momento聽nos har谩 llevar a cabo mejor nuestra escritura sin percatarnos. Y citado lo previo, aqu铆 van tres buenos ejemplos de informaci贸nes en diferentes proyectos literarias:

芦Comienzo por los cabellos. 驴Ves t煤 las madejas de oro angosto que hilan en Arabia? M谩s lindos son, y no resplandecen menos. Son tan largos que le llegan hasta sus pies; despu茅s, trenzados y atados con la delgada cuerda, como ella se los pone, que no hace m谩s para editar los hombres en piedras. [鈥聽Los ojos verdes, rasgados; las pesta帽as luengas; las cejas delgadas y alzadas; la nariz mediana; la boca peque帽a; los dientes menudos y blancos; los labios, colorados y grosezuelos; el torno del rostro poco m谩s luengo que redondo; el pecho alto; la redondez y forma de las peque帽os senos, 驴qui茅n te la podr铆a figurar?, que se despereza el hombre cuando las mira. La tez lisa, lustrosa; el cuero de el oscurece la nieve, la color mezclada, cual ella la escogi贸 para s铆. [鈥聽Las manos peque帽as en mediana forma, de dulce carne acompa帽adas; los dedos luengos; las u帽as en ellos largas y coloradas, que parecen rub铆es entre perlas.禄

La Celestina, de聽Fernando de Rojas

芦Un hombre apareci贸 en la esquina que el gato hab铆a estado observando, y聽lo logr贸 tan s煤bita y apaciblemente que se podr铆a pensar que hab铆a surgido de聽la tierra. La cola del gato se agit贸 y sus ojos se entornaron.聽En Privet Drive jam谩s se hab铆a visto un hombre as铆. Era prominente, angosto y聽muy adulto m谩s grande, a considerar por su pelo y barba plateados, tan largos que podr铆a聽sujetarlos con el cintur贸n. Llevaba una t煤nica popularizada, una cubierta color p煤rpura que聽barr铆a el suelo y botas con tac贸n prominente y hebillas. Sus ojos azules eran claros,聽brillantes y centelleaban detr谩s de unas gafas de cristales de media luna. Ten铆a聽una nariz muy popularizada y torcida, como si se la hubiera fracturado en alg煤n instante. El聽nombre de aquel hombre era Albus Dumbledore.禄

Harry Potter y la Piedra Filosofal, de J. K. Rowling

芦Mientras hablaba, los caballos comenzaron a piafar y a relinchar, y a encabritarse tan salvajemente que el cochero tuvo que sujetarlos con firmeza. Entonces, en la mitad de un coro de alaridos de los campesinos que se persignaban apresuradamente, apareci贸 detr谩s de nosotros una calesa, nos pas贸 y se detuvo al costado de nuestro coche. Por la luz que desped铆an nuestras l谩mparas, al caer los rayos sobre ellos, consigua ver que los caballos eran unos espl茅ndidos animales, negros como el carb贸n. Estaban conducidos por un hombre prominente, con una popularizada barba gris谩cea y un colosal sombrero negro, que parec铆a ocultar su rostro de nosotros. S贸lo consigua ver el destello de varios ojos muy brillantes, que parecieron rojos al resplandor de la l谩mpara, en los instantes en que el hombre se volvi贸 a nosotros. Se dirigi贸 al cochero: 鈥淟lega usted muy temprano hoy, mi amigo鈥.禄

Deja un comentario