Los 8 Mejores Libros de Terror

A distingue que en el cine, se ve que encontrar recomendaciones de libros de terror que no sean los conocid√≠simos cl√°sicos es una tarea muy ardua. Las listas siempre est√°n copadas por las estrellas del g√©nero: Stephen King no puede faltar en alg√ļn recopilaci√≥n que se precie, y lo mismo pasa con H.P. Lovecraft y con Edgar Allan Poe, sin tener esas lecturas que resultan indispensables para alg√ļn lector pero que por su tem√°tica est√°n clasificadas dentro del g√©nero (Dr√°cula¬†de Bram Stoker,¬†Frankenstein¬†de Mary Shelley,¬†El extra√Īo caso del doctor Jekyll y el se√Īor Hyde¬†de Robert Louis Stevenson). Hoy hablaremos de algunos libros que dejaron marca dentro de la literatura de terror y que quiz√°s no son tan populares, aunque tambi√©n vamos a dejar espacio para referirnos a alg√ļn que otro cl√°sico‚Ķ ¬°que jam√°s est√° de m√°s!

It, Stephen King

Si la tarea de realizar una lista con piezas representativas del g√©nero de terror ya es dif√≠cil dada la diversidad y los diferentes estilos y contextos, se a√Īade otra problem√°tica: es tremendamente dif√≠cil seleccionar entre √ļnicamente una de las novelas de Stephen King. Rey del g√©nero por antonomasia, su prol√≠fica carrera est√° trufada por incontables historias, la mayor√≠a de ellas inquietantes y que acostumbran unir lo paranormal con los deseos m√°s oscuros del ser humano. He escogido¬†It¬†porque me se ve una de sus proyectos m√°s redondas en la consecuci√≥n del terror en su estado m√°s primigenio: un horror que nace en la ni√Īez en una forma concreta, y que termina persigui√©ndote el resto de la vida, adoptando la forma de tus temores m√°s secretos. Pennywise se gan√≥ su puesto indiscutible entre los individuos m√°s terror√≠ficos de la narraci√≥n de la literatura, pero la cosa con King no termina aqu√≠: si quieres sentir m√°s escalofr√≠os puedes leer otras de sus novelas como¬†El resplandor,¬†La tienda,¬†Desesperaci√≥n¬†o¬†Carrie.

Cabal, Clive Barker

Esta novela de Clive Barker es una de esas novelas importante para todos los que indagan un poco en el género, en busca de lecturas que les contengan pegados a la silla. Localizada en la frontera entre la extravagancia narrativa y la psicología perturbadora de un personaje, Cabal nos exhibe a un hombre con unas terribles pesadillas que parecen ser algo más: y pasa que el horror se vuelve algo muy tangible cuando se rompe la frontera de nuestros actos inconscientes y atraviesan la frontera de la realidad. Así, el personaje primordial se enfrenta a un viaje contra sus propios demonios mientras una mujer le sigue a la zaga, decidida a no renunciar al amor de su crónica por duras que sean las consecuencias.

 

A ciegas, Josh Malerman

Uno de los terrores m√°s gigantes que puede atenazarnos en las noches de insomnio es el de quedarnos privados de alguno de nuestros sentidos. La puerta de inseguridad que sentimos est√° de forma directa asociada al miedo a la oscuridad, por ejemplo cosas, y este sentimiento es precisamente la partida que juega Malerman en¬†A ciegas, donde nos ense√Īa una historia que se desplaza en las tinieblas de la ceguera. Durante cinco a√Īos, alg√ļn persona que abra los ojos se enfrent√≥ a un terror que no fu√© con la aptitud de exceder y que ha sesgado las vidas de parte sustancial de la poblaci√≥n. Malorie y sus dos hijos son unos de los pocos sobrevivientes, subsistiendo al cobijo de una casa dejada clausurada a cal y canto. Pero cuando la situaci√≥n se hace insostenible y es requisito salir al exterior, Malorie tendr√° que confiar en poder exceder ese terror que acecha m√°s all√° de la visi√≥n.

La chica de al costado, Jack Ketchum

La situacion de Sylvia Likens, una muchacha que fue cruelmente torturada por todo un vecindario en los a√Īos 50, se realiz√≥ lastimosamente recurrente por las ocasiones de los hechos. Tambi√©n fu√© la fuente de inspiraci√≥n para algunas proyectos cinematogr√°ficas; en el lote literario, esta novela de Jack Ketchum consigue condensar todo el horror y la degeneraci√≥n que tienen la oportunidad de atribu√≠rsele al ser humano cuando es con la aptitud de lo malo. Lo malo de esta historia no radica en que un sujeto, exactamente trastornada, la emprenda con una pobre chica inocente: lo m√°s terrible es el efecto domin√≥ que hace, exponiendo la crueldad de la multitud dej√°ndose llevar por el esp√≠ritu de grupo. Un relato s√≥rdido que no escatima en detallar con pelos y se√Īales el infierno que vivi√≥ su protagonista; si eres con la aptitud de enfrentarte a este libro, prep√°rate para llevarlo a cabo con un nudo en el est√≥mago.

 

Déjame entrar, John Ajvide Lindqvist

Otra novela que gan√≥ celebridad por su adaptaci√≥n cinematogr√°fica, pero que si eres fan del g√©nero no tienes que perderte. La narraci√≥n de Eli y Oskar, dos ni√Īos perdidos en un mundo que no es para ellos consigue una dif√≠cil mezcla: conmover en medio del horror que se desata. Una novela de terror hermoso dentro de la sordidez de algunas de sus ocasiones, que no escatiman en detallar numerosos de los hechos m√°s cruentos pero que tampoco olvida a sus individuos y las oportunidades a las que se enfrentan, sin dudas los puntos de m√°s valor en esta novela que se quedar√° en tu cabeza si la lees. Del mismo constructor, tambi√©n es muy recomendable¬†Descansa pacificamente, un relato que da una dif√≠cil realidad: ¬Ņqu√© suceder√≠a si los muertos despertaran‚Ķ y su √ļnico inter√©s fuera regresar a casa?

Otra vuelta de tuerca, Henry James

Y entre los cl√°sicos del g√©nero no pod√≠a faltar una de fantasmas. Y qu√© fantasmas, adem√°s: Henry James logr√≥, acertadamente, prestar esa vuelta de tuerca que hac√≠a que su novela victoriana sobre una institutriz en una casa tenebrosa se convirtiera en uno de los libros m√°s reverenciados del g√©nero. Mientras transcurren los cap√≠tulos vamos leyendo los recuerdos de la personaje primordial, encargada del precauci√≥n de los ni√Īos de una casa donde empiezan a ocurrir hechos muy extra√Īos‚Ķ ¬Ņo est√° todo en su cabeza? Precisamente, la ambig√ľedad que logramos al leer el relato en primera persona nos hace dudar de todos y todos los hechos que se describen, aportando una cubierta m√°s de inter√©s a un relato ya de por si alucinante. Hay que tener algo de paciencia con su tipo de prosa (a oportunidades poco din√°mica, en oportunidades salpicada de divagaciones) pero el resultado merece.

 

Apartamento 16, Adam Nevill

Muy frecuentemente, las casas se convierten en un elemento primordial para ocasionar pavor en las novelas de terror. Algo as√≠ pasa con Barrington House, un edificio que tiene dentro un apartamento vac√≠o‚Ķ y que transporta as√≠ durante cincuenta a√Īos. Y por una aceptable raz√≥n, adem√°s. Lo revela el pobre vigilante de nocturno que, tras escuchar unos ruidos, elige entrar. Y tambi√©n lo revela Apryl, una muchacha que recibe una herencia terror√≠fica. Muertes en extra√Īas ocasiones, hechos estremecedores y toda una historia lista para ser descubierta. Si te atreves, claro est√°.

Los Caminantes, Carlos Sisí

Y para terminar, una recomendaci√≥n moderna‚Ķ y de zombies. Uno de los terrores m√°s en boga de esta √©poca, frecuentemente plagado de met√°foras sobre la sociedad de la cual formamos parte que se ‚Äúdevora‚ÄĚ a si misma a trav√©s del consumismo y del aislamiento digital. Sea como sea, una aceptable historia de zombies siempre es atrayente de leer, y la idea de Carlos Sis√≠ nos acerca a una sociedad en la cual los comedores de cerebros se hicieron con la civilizaci√≥n. Tan s√≥lo existe f√© en un grupo de sobrevivientes que luchar√°n por seguir con vida en un √°mbito tan bastante hostil y sin coraz√≥n. Una saga que ya va por su quinta distribuci√≥n y que siempre deja a los que leen con ganas de m√°s.

 

Deja un comentario