Resumen de Hebaristo el sauce que murió de amor: Personajes y frases

Hoy te alcanzamos el Resumen de Hebaristo el sauce que murió de amor. Estamos hablando de un cuento criollo escrito en una prosa fácil y amena. Queremos que te animes a ojearlo, dado que se constituye de 6 agradables capítulos.

Dejamos a tu disposición también un análisis de la obra del escritor, así como una corto biografía del mismo.  Queremos motivar tu interés en la lectura de este título. Dado que, estamos seguros que te ayudará a abarcar los temas expuestos en la lectura.

¡Así que sin mas que decir, te invitamos a seguir leyendo y indudablemente lo disfrutarás!

 

Resumen corto de Hebaristo el sauce que murió de amor

Queremos sugerirte un óptimo Resumen de Hebaristo el sauce que murió de amor. Te daremos pistas sobre su origen, recomendaciones para que aproveches su lectura y un relato muy entretenido de cada unos de sus seis capítulos. ¡Estamos seguros que te encantará!

Conoce sus orígenes

Estamos hablando de un cuento criollo en prosa y de seis capítulos. Te comentamos que fue escrito por el poeta peruano Abraham Valdelomar Pinto. Su publicación ocurrió en Lima, Perú el 18 de agosto de 1917, en la revista Mundo limeño.

Además de ser considerado un cuento “neocriollo”, tienes que comprender que por sus características podrás ubicarlo más como unos de los cuentos fantásticos del poeta escritor.

Queremos dejarte en este artículo datos de los individuos y datos biográficos del constructor peruano Abraham Valdelomar Pinto.

Nos tomamos la atribución de conseguir las oraciones más llamativas de la obra. Dado que queremos invitarte a investigar las emociones y sentimiento que refleja el escritor:

  • Felicidad
  • Desconsuelo
  • Gratificación
  • Temor
  • Melancolía
  • Ira
  • Soledad
  • Amor
  • Furia
  • Desasosiego
  • Alegría
  • Orgullo
  • Desaliento

De hecho, también podrás encontrar un análisis crítico, donde brindamos a abarcar nuestra opinión del cuento. Estamos seguros de que te ayudaremos a conocer desde otra visión la historia y las fibras sentimentales que toca.

 

Una recomendación

Entendemos que como buen lector que eres, recibirás de diferentes formas el mensaje que el constructor te quiere transmitir. Todo dependerá de tus vivencias, aventuras íntimas y emociones. Lo enriquecedor de esta lectura es que podrás atrapar el mensaje desde un método diferente.

Aspecto por el cual te sugerimos que no te quedes solo con nuestro análisis crítico. Más bien te invitamos a leer esta obra para que desarrolles tu propia opinión.

Estamos seguros de que el cuento Hebaristo el sauce que murió de amor te atrapará. Dado que su hermosa trama refleja sentimientos muy puros.

Antes que nada, te contaremos de que va la trama del cuento, durante todos sus capítulos. Este se sostiene en cómo se refleja la vida del farmaceuta Evaristo Mazuelos en el sauce Hebaristo. Su falta de amor y profunda soledad donde cada uno está.

Ten presente que, el constructor sitúa el ámbito de la historia en una aldea de nombre P. Puedes sobreentender que estamos hablando de un espacio que usa como referencia a la ciudad de Pisco. Una provincia costeña del Perú, capital del distrito localizada a orillas del océano Pacífico y al sur de la desembocadura del río Pisco.

Prepárate a entrar en este hilo narrativo que se encantará. Vamos a relatarte cada capítulo.

Capítulo 1

Al comienzo, se señala el ámbito del cuento, la aldea de P. cuyo héroe local se le llama Coronel Marmanillo. Se pensaba que este hombre era un luchador que batalló en la guerra de la Independencia, en el año 1822. Cuando de todos métodos es que al primer ataque de los realistas, se rindió y huyó.

Después, dan a abarcar los dos individuos principales:

  1. Evaristo Mazuelos, el farmaceuta.
  2. Hebaristo, el sauce.

No pierdas de vista que simultáneamente son reflejo el uno del otro. Sus vidas están enlazadas por el mismo sentimiento: la soledad.

Capítulo 2

En este capítulo se brinda a abarcar el profundo enamoramiento que sintió el farmaceuta por una muchacha llamada Blanca Luz. Esta mujer era la hija del juez de la aldea P. Pero después, lastimosamente, Blanca y su padre se van del pueblo, lejos, muy lejos. Por lo cual Evaristo, después de haber idealizado toda una vida al costado de esta joven, elige aguardar por su regreso.

Capítulo 3

Aquí es donde conocemos las carencias del sauce Hebaristo. Resulta que tras ser plantado en las afueras del pueblo, se encontraba aislado. Por ello jamás pasaba por el avance de fecundación con el polen. Así el sauce tenía la misma necesidad que Evaristo: amor y aprecio.

Capítulo 4

Mazuelos se quedó esperando la llegada de Blanca Luz, íngrimo. Por lo consiguiente, envejeció solo, estancado en la expectativa. De esta manera, envejeció el sauce, marchitándose cada vez más.

Además, Evaristo iba a sentarse en todo momento cerca del sauce cuando llegaba el atardecer. Pero un día no apareció más y el sauce extrañado esperó por su llegada en vano. Pero, por último esa misma tarde llegó el carpintero, lo cortó y se lo llevó.

Capítulo 5

En este capítulo no faltará conexión entre los individuos. Resulta que la madera extraída del tronco del sauce Hebaristo fue aprovechada para hacer el ataúd en el que sería enterrado Evaristo Manzuelos. ¡Qué triste!

En el momento del entierro, el alcalde municipal de la aldea, el señor Unzueta pronunció unas expresiones de despedida, repletas de sentimiento en manifestación al mal que se sentía por la pérdida de Manzuelos.

Capítulo 6

Por último, el dueño de la carpintería quiso aprovecharse del alegato dictado por el alcalde, en el cual decía “en este ataúd de duro ROBLE”, para cobrarle una más grande cantidad por el mismo.

El carpintero buscaba recibir el valor de un ataúd hecho de madera de roble, en lugar de un ataúd elaborado con la madera de un sauce. Esto, solo si el alcalde no modificaba su alegato y confirmaba que el ataúd era de sauce. En instancia final, el alcalde terminó pagando el valor de más, para no cambiar su alegato que había sonado tan bien.

Personajes de Hebaristo el sauce que murió de amor

No tendríamos un Resumen de Hebaristo el sauce que murió de amor terminado, si no te hablamos de los individuos. Acá te hablaremos de los primordiales y de los secundarios.

 

Personajes principales

El farmacéutico, Evaristo Mazuelos: Este era un hombre huérfano, que únicamente tenía vagos recuerdos de sus padres. Su labor consistía en ser el boticario del pueblo de P. Trabajaba en un espacio de drogas, llamado “El amigo del pueblo” ubicado en la esquina de la Plaza de Armas.

Se enamoró profunda e incondicionalmente de la joven hija del juez de la aldea, hasta el punto de llegar a idealizar una vida a su lado.

El sauce Hebaristo: Un sauce sembrado a la distancia de la aldea P. Que vivió numerosos años siendo un árbol infecundado y solitario. Que fue marchitándose lentamente con un sentimiento de vacío y necesidad de aprecio.

Personajes secundarios

Blanca Luz, la hija del juez del pueblo: Esta joven de baja estatura, muy delgada, de aspecto débil, labios anémicos, ojos vivaces y nariz perfilada, era la hija del Juez Carrizales. Y el cariño incondicional platónico del farmaceuta de la aldea P.

EI Dr. Carrizales, juez del pueblo: Era el padre de Blanca Luz y Juez de Primera Instancia.

De la Haza: Un redactor y periodista que trabajaba en el períodico “La Voz Regionalista”. También era secretario de la subprefectura.

El alcalde Unzueta: Alcalde del pueblo y jefe de Evaristo. Era el dueño del lugar de drogas “El Amigo del Pueblo”.

El carpintero: Dueño de la “Carpintería y confección de ataúdes de Rueda e hijos”.

Análisis crítico de Hebaristo el sauce que murió de amor

Para proseguir con este Resumen de Hebaristo el sauce que murió de amor,  te detallaremos algunos elementos literarios de un análisis crítico. En el cuento “Hebaristo, el sauce que murió de amor”, el escritor Valdelomar Pinto expresa un profundo sentimiento soledad.

Este estado de vacío, carencias y aislamiento que frecuenta producir emociones como tristeza, temor, ansiedad, melancolía y angustia, en relación del nivel en el que lo sienta cada ser vivo.

Es increíble la forma donde el narrador conecta la narración de dos seres completamente diferentes. Dado que no forman parte a la misma clase. Como recordarás, uno es un farmaceuta y el otro es un sauce.

Así, nos revela un enlace que va más allá de lo terrenal, para situar puntos puramente sentimentales y espirituales. Los dos individuos, sin importar convivir con otros, no hallan el cariño ni el aprecio que necesitan. Por lo cual, pasan toda su crónica, hasta llegar a la vejez y por último la desaparición, anhelando esta compañía que jamás llegó.

Frases

Hemos adelantado verdaderamente bien por este Resumen de Hebaristo el sauce que murió de amor. Ahora mismo te queremos ilustrar la forma tan hermosa donde redacta el narrador. Por eso nos gustaría que te tomes un tiempo en leer las siguientes oraciones extraídas del cuento.

  1. “Aunque durante el día parecía alegrarse con la luz del sol, llegando la tarde y sonando la oración, caía sobre los dos una tan manifiesta melancolía y un tan hondo mal sutil, que eran de partir el alma”.

En esta cita podemos ver cómo se sentían en el fondo los dos individuos primordiales, por la vida solitaria que llevaban.

  1. “Eran dos vidas paralelas; dos cuerdas de una misma arpa; dos ojos de una misma enigmática y teórica cabeza; dos brazos de una misma desolada cruz; dos estrellas insignificantes de una misma constelación”.

Aquí se puede observar la relación que poseía el sauce Hebaristo con el farmaceuta Evaristo, reflejado uno en el otro.

  1. “Como una brisa para el caminante ha de ser  la dulce dama a quien mi amor entregué quiera el fúnebre destino que próximamente llegue a mis tristes brazos, que la están esperando, la dulce mujer”.

Como te puedes comentar, es una poesía encargada de Blanca Luz. En ella se destaca todo el cariño que sentía Manzuelos por la joven, un amor puro y encantador.

  1. “Para prestar un último adiós al amigo noble y caballeroso, al empleado cumplidor y al ciudadano integérrimo, que en este ataúd de duro roble ¡Mazuelos! Tú no has muerto, tu memoria vive entre nosotros. Descansa en Paz”.

Por último, esta cita fue extraída del alegato que proclamó Unzueta en el entierro de Evaristo. Revela un profundo sentimiento frente la pérdida de su compañero.

Autor de Hebaristo el sauce que murió de amor

Para deducir nuestro Resumen de Hebaristo el sauce que murió de amor, te exponemos ahora mismo a su constructor. Se habla de Pedro Abraham Valdelomar Pinto. Considerado uno de los más indispensables referentes cuentistas del Perú.

 

Fue un narrador, ensayista, poeta, dramaturgo. De hecho, fue un dibujante peruano. Se presentaba con el seudónimo El Conde de Lemos.

Nacimiento

Valdelomar Pinto nació el 27 de abril de 1888 en Ica, Perú. Siendo el octavo hijo de Anfiloquio Valdelomar Fajardo y de María Carolina de la Asunción Pinto Bardales.

Formación académica

Parte de su educación primordial la sacó en el puerto de Pisco entre el año 1892 hasta 1898 y el último año (1899) lo culminó en Chincha. Cursó su educación secundaria en el Colegio Nuestra Señora de Guadalupe desde el año 1900, hasta el año 1904.

Después comenzó sus estudios accediendo a la Facultad de Letras de la Facultad Nacional Más grande de San Marcos. Pero interrumpió la carrera para adentrarse en el planeta del periodismo y de la política.

Obras publicadas

Novelas destacadas

  1. La ciudad muerta. 1911.
  2. La ciudad de los tísicos. 1911.
  3. Yerba Santa. 1911.

Valdelomar Pinto denominó todos sus cuentos, por lo cual a continuación te exponemos varias listas organizadas según la designación pertinente:

Cuentos fantásticos

  1. El hipocampo de oro.
  2. Finis desolatrix veritae.

Cuentos criollos

  1. El caballero Carmelo (obra con la cual ganó el primer premio del certamen literario del períodico “La Nación” de Lima en el año 1913).
  2. Los ojos de Judas.
  3. El vuelo de los cóndores.
  4. El buque negro.
  5. Yerba santa.
  6. La paraca.
  7. Hebaristo, el sauce que murió de amor.

Cuentos yanquis

  1. El círculo de la desaparición.
  2. Tres senas, dos ases.

Cuentos humorísticos

  1. La catástrofe en una redoma.
  2. La historia de una vida documentada y trunca.
  3. La ciudad sentimental. Un cuento, un perro y un salto.
  4. Breve historia veraz de un pericote.
  5. Mi amigo tenía frío y yo tenía un abrigo cáscara de nuez.
  6. Almas prestadas. Heliodoro, el reloj, mi nuevo amigo.

Cuentos chinos

  1. Las vísceras del superior.
  2. El hediondo pozo siniestro.
  3. El peligro sentimental.
  4. La historia de los hambrientos desalmados.
  5. La torva patología tenebrosa.

Cuentos exóticos

  1. El palacio de hielo.
  2. La virgen de cera.

Cuento cinematográfico

  1. El beso de Evans.

Cuentos incaicos

  1. Los hermanos Ayar.
  2. El alma de la quena.
  3. El alfarero.
  4. El pastor y el rebaño de nieve.
  5. Los ojos de los reyes, cuya primera versión se titulaba “Más allá de la muerte”.
  6. El hombre maldito.
  7. El cantor errante.
  8. El sendero hacia el Sol.
  9. En tercer lugar.

A continuación, una lista de sus producciones poéticas en orden cronológico:

1909

  • Ha vivido mi alma
  • Los pensadores vencidos

1910

  • La ofrenda de Odhar
  • Los violines húngaros
  • La tribu de Korsabad
  • Brindis
  • La colosal hora
  • Las últimas tardes

1911

  • La torre de marfil
  • Tríptico:
  • La evocación de las abuelas
  • Evocación de la región muerta
  • Evocación de las granadas

1913

  • Íntima
  • In memoriam (a Rosa Gamarra Hernández)
  • Períodico íntimo
  • La viajera desconocida
  • El hermano ausente en la cena de pascua
  • El conjuro
  • Luna Park

1914

  • Corazón
  • Desolatrix (La cruz abre sus brazos sobre el pecho del muerto…)

1915

  • El árbol del cementerio
  • De regreso
  • El Ministro de Gobernación
  • Liquidación nacional
  • El de Huaraz
  • Desolatrix

1916

  • Nocturno
  • Optimismo
  • Crepúsculo
  • Tristitia
  • Fugaz
  • Confiteor
  • Abre el pozo…
  • La vivienda familiar
  • Ritornello
  • Cobardía
  • En la Quinta del virrey Amat
  • ¡Vosotros sois felices!…
  • Tu cuerpo en once módulos…
  • Loa máxima a Andrés Dalmau
  • A Tórtola Valencia. En colaboración con José Carlos Mariátegui y Alberto Hidalgo. 1916.

1917

  • Epistolae Liricae ad electum poetam juvenem.
  • Ofertorio.
  • La ciudad de los tísicos.
  • Ofrenda.

1918

  • L’enfant.
  • Yo, pecador.
  • Con inseguro paso.
  • Ángelus.
  • Angustia.
  • Hasta el momento, caminemos por la fuga senda…
  • Vengo hacia ti.
  • La danza de las horas.

1919

  • Blanca la novia
  • Vamos al campo…
  • En mi mal pusisteis
  • Elegía

Fallecimiento

Pedro Abraham Valdelomar Pinto murió el 3 de noviembre de 1919, a los 31 años en Ayacucho, Perú. Fue sepultado en el Cementerio Presbítero Matías Maestro.

¡Estamos seguros de que en este Resumen de Hebaristo el sauce que murió de amor que te hemos brindado, encontrarás mucha motivación para seguir leyendo nuestros resúmenes!