Resumen del libro Don Juan Tenorio

El título original es Don Juan Tenorio: drama religioso-fantástico en dos partes  y estamos hablando de un drama romántico comunicado en 1844 por el escritor José Zorrilla. ​ Se le reconoce adjuntado con El burlador de Sevilla y convidado de piedra, atribuida a Tirso de Molina, como una de las superiores proyectos en lengua española del mito de Don Juan.

Personajes de Don Juan Tenorio

Don Juan Tenorio

Es el personaje primordial de la obra de teatro y es un hombre cuyo propósito es seducir a las mujeres. Pero el personaje va cambiando desde el comienzo de la obra y pasa de ser un hombre mujeriego, orgulloso, ególatra y que huye de algún atadura a un hombre enamorado. En la segunda parte, pasados cinco años, se vuelve más maduro de hecho cuando está con sus antiguos amigos, Centellas y Avellaneda.

Doña Inés

Es un personaje que hace aparición instantaneamente III de la sección primera aunque antes había sido nombrada por otros individuos. Su matrimonio con don Juan había sido concertado por los padres de los dos, pero el Comendador que es el padre de doña Inés anula el deber por el mal accionar de don Juan.

(adsbyGoogle = window.adsbyGoogle || []).push({});

Don Luis MejĂ­a

Es un libertino y su prometida Doña Ana de Pantoja le es arrebatada por Don Juan durante la obra. El padre de Doña Inés es Don Gonzalo de Ulloa que es el Comendador Más grande de Calatrava y quiere asegurar su honra. Don Diego Tenorio es el padre de Don Juan y se preocupa por la forma en que se comporta su hijo.

BrĂ­gida

Es la sirvienta de Doña Inés que ayuda a Don Juan a conquistarla y es una clase de celestina de esta obra.

Otros personajes

En la obra se muestran otros como, Pascual, el capitán Centellas, Don Rafael de Avellaneda, Lucía, La abadesa de las Calatravas de Sevilla, La tornera, Gastón, Miguel, un escultor, dos alguaciles y un paje.

Resumen de Don Juan Tenorio

Hace un año Don Juan y Don Luis hicieron una apuesta para ver quien hace más maldades. Los dos están en el bar de Buttarelli comparan los resultados: sus conquistas y sus  víctimas. Ellos no tienen iniciativa que están en presencia del padre de Don Juan y del de Doña Inés.

La apuesta la gana Don Juan, pero Don Luis le reprocha que se vaya a casar Doña Inés. Los padres creen a través de lo que oyó el padre que Don Juan es un hombre miserable y rompen su deber con Doña Inés. El protagonista está dispuesto a secuestrar a la chica y para conseguirlo a los dos caballeros se juegan la vida. Al marcharse los alguaciles les detienen porque fueron denunciados por sus criados.

Los dos alcanzan huír de la justicia. Don Luis habla con el criado de su prometida para avisarle de la visita del Tenorio. Después Don Luis y Ciutti organizan un plan para apoderarse a  doña Inés para el Tenorio.

Don Juan se expone en el convento y al verle su querida se desmaya. Don Juan se transporta a Doña Inés en este estado a su casa. Más tarde, se va con Ana y regresa a su casa a la vez que despierta a Doña Inés. Se declaran amor mutuo, pero son molestados por Don Luis que quiere retar al tenorio por la traición de su novia. Después, llega Don Gonzalo y más allá de que Don Juan admite que quiere verdaderamente a Doña Inés, acaba muerto de la misma manera que Don Luis por el Tenorio que huye a Italia con su criado.

Cinco años después regresa Don Juan y declara que en su casa está un panteón donde está enterrada Doña Inés. Don Juan está llorando cuando hace aparición la sombra de la chica y le pide que se arrepienta de todas sus fechorías para poder estar juntos toda la eternidad. Don Juan se queda alucinada y piensa que todo fué una alucinación.

A lo largo de la noche invita a sus amigos Centellas, Don Rafael y al difunto Don Gonzalo para exhibir que no le asustan los fantasmas. El espectro avisa al Tenorio de que es su última ocasión para arrepentirse y hace desmayar a los demás invitados. A continuación mueren Avellaneda y Don Juan y más allá de que se arrepiente de sus pésimos actos ya es tarde y Don Gonzalo le dice que se lo llevará al infierno. En el desenlace Doña Inés le auxilia y muere relajado sabiendo que será feliz toda la eternidad con ella.