Resumen de la película Río Bravo

‚ÄúLa historia de un hombre resulta muy aburrida, pero la cr√≥nica de una amistad es algo que te facilita llevar a cabo las superiores escenas‚ÄĚ
Howard Hawks

Si la filmograf√≠a de Howard Hawks est√° llena de ejemplos que corroboran sus expresiones (no en vano la amistad pertence a los temas fundamentales de su obra), la magn√≠fica secuencia inicial de R√≠o Bravo es indudablemente la quintaesencia de esta m√°xima (fotograma 1). Prescindiendo completamente de di√°logos, Hawks muestra en el arranque de esta western magistral el tema primordial de la pel√≠cula (que no es otro, una vez m√°s, que el de la amistad), a la vez que fija la m√≠nima trama argumental que va a ser √ļtil de marco a la cr√≥nica de la relaci√≥n entre el Sheriff John T. Oportunidad (John Wayne) y el ‚Äėborracho‚Äô Dude (Dean Martin). Una trama argumental que se puede sintetizar en escasas palabras: un grupo de hombres custodian a un rico terrateniente acusado de asesinato para evitar que sea liberado antes de la llegada de la autoridad estatal.

La alusi√≥n al grupo no es por supuesto casual: las pel√≠culas de Hawks se caracterizan precisamente por la obsesiva presencia de un ‚Äėgrupo de hombres‚Äô que tienen que realizar alguna acci√≥n cierta (casi siempre una tarea profesional). Esto es as√≠ en t√≠tulos de g√©neros tan dispares como el drama (S√≥lo los √°ngeles tienen alas), el cine de aventuras (Hatari), la comedia (Bola de fuego) el P√©plum (Tierra de faraones) y, por descontado, el western. En R√≠o Bravo, adem√°s, Hawks se sirve de la f√©rrea composici√≥n argumental de la historia para encerrar verdaderamente al grupo personaje principal entre las 4 paredes de la peque√Īa c√°rcel donde tienen que custodiar a su prisionero, lo que facilita al director una minuciosa exposici√≥n de las relaciones expertos y de amistad entre los individuos.

Adem√°s del “borrachon” Dude, el “viejo cojo” Stumpy (Walter Brennan) y el joven pistolero Colorado Ryan (Ricky Nelson) son los √ļnicos ayudantes con los que cuenta Oportunidad para controlar a Joe Burdette (Claude Atkins). Relevantemente, el Sheriff establece una particular relaci√≥n con todos estos tres personajes: de amistad con Dude, de fidelidad con Stumpy y profesional con Colorado; siendo la primera de √©stas, como ya hemos dicho, la que transporta el peso primordial de la pel√≠cula (de hecho, es precisamente la amistad de Oportunidad hacia Dude la que desata la pelea inicial que finaliza con el asesinato cometido por Joe Burdette). As√≠, adem√°s de la comentada secuencia inicial, los especiales instantes de la pel√≠cula son los que se centran en esa relaci√≥n de amistad entre los dos individuos principales: Oportunidad observando con preocupaci√≥n a Dude en pleno s√≠ndrome de abstinencia (y proponi√©ndole salir a llevar a cabo una ronda de supervisi√≥n para mantenerlo ocupado), o el magn√≠fico aspecto en el que Oportunidad le darle su cigarrillo a Dude al notar que √©ste es incapaz de liar el de el (fotograma 2). Por no comentar de la secuencia donde los dos amigos entran en el saloon en busca del asesino de Pat Wheeler (Ward Bonb), al que Dude afirma haber visto ingresar en el local: una escena que reproduce la situaci√≥n del inicio de la pel√≠cula (el gesto humillante de la moneda en la escupidera) pero que en esta ocasi√≥n va a tener un desenlace totalmente distinto, con la restauraci√≥n de la dignidad de Dude frente la orgullosa mirada de Oportunidad (significativamente, Hawks no nos ense√Īa al pistolero recogiendo la moneda de la escupidera, sino a Dude observando la acci√≥n). Las expresiones de Oportunidad a Dude en el final de esta secuencia (“pienso que desde en este momento podr√°s ingresar por la puerta primordial”) suponen toda una declaraci√≥n de seguridad (personal y profesional) del Sheriff hacia su ayudante y amigo, y el comienzo del desarrollo de rehabilitaci√≥n de √©ste √ļltimo.

Pero si las relaciones entre el grupo de hombres est√°n marcadas por la amistad, la seguridad y la fidelidad, la que observamos entre el personaje principal y la joven Feathers (Angie Dickinson), una jugadora de cartas reci√©n llegada al pueblo, se mover√° en el lote bastante m√°s ambivalente de la curiosidad, el miedo y la desconfianza (fotograma 3). No en vano, Oportunidad asigna el alcoholismo de Dude a las secuelas de la relaci√≥n de √©ste con una mujer, raramente una mujer que lleg√≥, como Feathers, en la diligencia (“No era buena, pero yo no pod√≠a dec√≠rselo. Lo intent√© una vez y me aniquila. Sea como sea lo cazaron. Sali√≥ con ella. Seis meses m√°s tarde volvi√≥ sin ella”). Para el personaje principal, nada se ve estar por arriba de la amistad y el trabajo (“Dude era bueno. Era mi ayudante. No he tenido ayudante mejor con el rev√≥lver”) y su relaci√≥n con Feathers es mostrada la mayoria de las veces con cierto distanciamiento, como si de otra relaci√≥n profesional se tratara (solo que en esta situaci√≥n Oportunidad no se ve controlar ni bastante menos la situaci√≥n).

Adem√°s de por los poqu√≠simos espacios en los que tiene lugar la pel√≠cula (el saloon, la carcel y la calle primordial del pueblo), Rio Bravo es un western at√≠pico tambi√©n por realizarse en una clase de tiempo muerto (el de los personajes principales mientras custodian a su prisionero, pero tambi√©n el de Feathers aguardando la pr√≥xima diligencia para dejar el pueblo o un gesto de Oportunidad que le lleve a cabo cambiar de idea). Un per√≠odo de espera que se ve reforzado por melod√≠a que, siguiendo las √≥rdenes de Burdette, suena de forma incansable en el exterior de la c√°rcel (la “canci√≥n del deg√ľello”, la misma que tocaron los mejicanos a lo largo de las horas anteriores al asalto del √Ālamo, seg√ļn le ense√Īa Colorado a Chance) y que hace que las situaciones m√°s √≠ntimas, que en alg√ļn otra pel√≠cula acontecer√≠an entre el h√©roe y el personaje femenino, tengan lugar aqu√≠ entre los 4 hombres que pasan las horas encerrados en la c√°rcel, hasta el punto de que Hawks reserva la obligada secuencia musical de le pel√≠cula (teniendo presente la existencia de dos estrellas de la √©poca como Dean Martin y Ricky Nelson) para uno de esos instantes (fotograma 4): sin la existencia de personaje femenino alguno, una guitarra, una vieja arm√≥nica y 4 pistoleros distribuyendo una cerveza parecen ser los √ļnicos elementos indispensables para una interesante velada. As√≠ lo se ve ofrecer a comprender Oportunidad cuando, justo en el final de la canci√≥n, muestra que lo m√°s acertado ser√° no salir ya de la peque√Īa c√°rcel hasta la llegada del alguacil (y evadir as√≠ exponerse a los hombres de Burdette… pero tambi√©n a la perturbadora presencia femenina de Feathers). Y poco despu√©s, cuando Dude se ve hundirse otra vez y amenaza con dejar su puesto, Hawks rueda la discusi√≥n entre √©ste y Oportunidad (en la que advertimos los celos de Dude frente la incorporaci√≥n de Colorado como nuevo ayudante del Sheriff) como si de una escena entre dos viejos amantes se tratara, tan expl√≠citas e inequ√≠vocas son las miradas entre los dos individuos, ver√≠dica pareja personaje principal de √©sta colosal historia de amor y amistad.

David Vericat
© cinema fundamental (noviembre 2013)