Resumen de la película Serendipity

 

Serendipity

Serendipity (2001) * USA
También popular como:
“Señales de amor” (Hispanoamérica)

Duración: 90 min.

Música: Alan Silvestri

Fotografía: John de Borman

Guion: Marc Klein

Dirección: Peter Chelsom

Intérpretes: John Cusack (Jonathan Trager), Kate Beckinsale (Sara Thomas), Jeremy Piven (Dean), Molly Shannon (Eve), Bridget Moynahan (Halley Buchanan), John Corbett (Lars Hammond), Eugene Levy (Macall Polay), Lucy Gordon (Caroline Mitchell), Kate Blumberg (Courtney), Gary Gerbrandt (Josh).

Cierto bullicioso día de compras a lo largo de las Navidades de 1990, Jonathan Trager coincide en una tienda de Nueva York, con la inglesa Sara Thomas cuando los dos tratan de hallar los únicos guantes negros de cachemira que quedan.

Celebran la coincidencia tomando un batido en la cafetería Serendipity donde hablan amigablemente, contándole ella que piensa que el destino sugiere el sendero a continuar y que hay que entender interpretarlo.

Se sienten mutuamente atraídos, más allá de que los dos están en compromiso, más allá de que ella no ingresa a extender el acercamiento, aunque, tras separarse él vuelve a la cafetería para buscar su bufanda, encontrándose con Sarah que regresó también a por sus guantes, decidiendo seguir la entretenida tarde patinando.

Cuando Jonathan le pide su teléfono Sara, ofrece dejar su futuro en manos del destino, y para eso él apunta su número en un billete y ella lo hará en un ejemplar de “El amor en la época del cólera” que venderá al día siguiente en una tienda de segunda mano.

Y antes de despedirse, y para corroborar si están predestinados a estar juntos, ella ofrece un juego: cada uno deberá marcar una planta en diferentes ascensores del Waldorf Astoria para ver si es la misma. Lo harán, aunque en el ascensor de él sube un niño que le otorga a todos los botones impidiendo de ese modo que vuelvan a verse.

Siete años después, y próximo de casarse, los dos tienen el impulso de intentar hallar por todos los métodos volver a verse antes de sus respectivas bodas.

Jonathan acude a la tienda en que se conocieron y hace una enorme adquisición para hallar que el vendedor consulte los documentos de la adquisición de los guantes y aunque no consiga su apellido tiene su dirección de entonces y acude al gestor, que les otorga el nombre del inquilino, un pintor francés con el que Sara compartía el piso. Este les otorga la dirección de la oficina de pisos compartidos en que ella estuvo apuntada, pero al verla clausurada y en su lugar una tienda de novias piensa que el destino le sugiere que debe seguir adelante con su boda.

Sara, por su lado viaja desde San Francisco, donde trabaja como consejera, hasta Nueva York, con su amiga Eve aguardando encontrarlo, aunque también sin éxito, más allá de que encuentra en el hotel a Halley, la novia de Jonathan, casualmente amiga de Eve, que puede de ese modo asistir al ensayo de su boda con Jonathan sin entender que es el hombre buscado por Sara.

Esta encuentra, al regresar a su habitación a Lars, su novio, un habitual músico, más preocupado por su da un giro que por su boda. Y Sara decidirá dejar una relación que no acaba de llenarle.

Jonathan encuentra una exclusiva señal del destino en el obsequio de bodas de su mujer, el libro en que Sara escribió su obsoleto número. Y con su nombre consigue su dirección, viajando hasta San Francisco para visitarla, observando desde una ventana al llegar a su casa, a una mujer similar a Sara realizando alegremente el cariño con un hombre.

Y mientras Sara espera en el avión de regreso a su casa, encuentra en la cartera de su amiga, que cogió por error, el billete con el obsoleto número de Jonathan, por lo cual se baja del avión, y con su nombre llega hasta el domicilio de este, donde le reportan de que se está casando en ese instante en el Waldorf Astoria, por lo cual acude corriendo hasta allí para hallarse con que la boda no se llegó a festejar al elegir él romper su deber.

Jonathan va tras ello hasta la pista de hielo donde patinó con Sara y se tumba sobre el hielo, hasta que le caen del cielo unos guantes negros de cachemira después de los que hace aparición Sara.

Calificación: 1