Resumen de la pel铆cula Tierra en trance

鈥淢i estilo de filmar est谩 intensamente relacionado a la civilizaci贸n habitual brasilera, lo que se consideran s铆mbolos y alegor铆as; no son abstracciones sino expresiones de elementos de la civilizaci贸n habitual. Es un cine llevado a cabo sobre el pueblo y con la colaboraci贸n cultural del pueblo, que expresa los mitos m谩s hondos del pueblo latinoamericano, heredados de la civilizaci贸n negra, de la civilizaci贸n india, de la moral del pueblo que no es burguesa, de la psicolog铆a del pueblo que no es burguesa, por la imaginaci贸n visual, por la arquitectura, los trajes鈥︹
Glauber Rocha

Abanderado del Cinema N么vo brasile帽o (junto a los Rui Guerra, Nelson Pereira dos Santos o Carlos Diegues, entre otros), Glauber Rocha a帽adi贸 a las reconocidas influencias del movimiento (el Neorrealismo italiano y la Nouvelle Vague francesa) sus particulares filias cinematogr谩ficas, que abarcaban nombres tan dispares como los de Luis Bu帽uel (con quien hab铆a participado como plus en Sim贸n del desierto) o Sam Peckinpah (de cuya obra se confesaba admirador). Indudablemente por esto su cine va m谩s all谩 del puro retrato etnol贸gico para, partiendo del lema 鈥渦na c谩mara en la mano y un concepto en la cabeza鈥 compartido con sus colegas, sugerir una particular铆sima mirada que, siendo fundamentalmente de creador, no renuncia a varios de los c贸digos m谩s propios del cine de g茅nero (del western, especialmente, pero tambi茅n del cine b茅lico, y tambi茅n del melodrama, entre otros) en el momento de acometer los rodajes de unos guiones que en manos de la cinematograf铆a norteamericana hubieran sido enormes superproducciones pero que el director brasile帽o adecuaba a los pocos elementos de los que dispon铆a, como es la situacion de esta Tierra en trance, tercer extenso film de su filmograf铆a tras su 贸pera prima Barravento y Dios y el diablo en la tierra del sol, la obra con la que se dar铆a a comprender internacionalmente tras su paso por el Festival de Cannes.

Aunque ubicada en el ficcional pa铆s latinoamericano de Eldorado, Tierra en trance detalla muy precisamente la situaci贸n pol铆tica del Brasil de la d茅cada de los sesenta, marcada por la presidencia del reformista Jango Goulart entre 1961 y 1964 y el posterior golpe militar que tom贸 el poder en el pa铆s instaurando un r茅gimen dictatorial que se alargar铆a hasta 1985. Y el diagn贸stico de Rocha no puede ser m谩s pesimista en su ilustraci贸n de una naci贸n dominada por pol铆ticos que se disputan el poder desde posiciones s贸lo aparentemente antag贸nicas, que van de la concepci贸n patriarcal de Porfirio D铆az (Paulo Autran) al populismo de Felipe Vieira (Jos茅 Lewgoy), frente a un pueblo incapaz de movilizarse frente el yugo al que se ve sometido de parte de 茅stos (algo que sucedi贸 verdaderamente en Brasil tras el alzamiento militar que puso fin a la presidencia de Jango Goulart). En la mitad de los dos, el poeta Paulo Martins (Jardel Filho) se enfrentamiento entre su fidelidad a D铆az, con quien se ingres贸 en la pol铆tica (鈥溌縌u茅 son los intereses pol铆ticos frente a la amistad? 隆Por enfrente de la amistad no existe nada!鈥, le recrimina el pol铆tico en un instante de la pel铆cula al sentirse traicionado por el intelectual – fotograma 1), y su aspiraci贸n por una justicia popular que cree puede vislumbrarse de la mano del populista Vieira, aun con las inevitables reservas que este le inspira (鈥淵 me preguntaba: 驴C贸mo responder铆a el gobernador electo a las promesas del candidato?鈥 鈥 fotograma 2).

La pel铆cula comienza precisamente cuando el ya gobernador Felipe Vieira ve amenazado su cargo por el levantamiento de los hombres de D铆az, quien convenci贸 al presidente Don Julio Fuentes (Paulo Gracindo) para terminar con el ascendiente poder del l铆der populista. Frente la renuncia de Vieira a proteger su liderazgo con las armas, de la misma forma que le pide Paulo Martins, 茅ste huye con su apasionado Sara (Glauce Rocha) hasta que es abatido por las fuerzas insurrectas, lo que dar谩 inicio al extenso flashback en el que vamos a seguir las tribulaciones del personaje principal desde sus inicios con D铆az (鈥溌緿贸nde se encontraba hace dos, tres, 4 a帽os? Con Don Porfirio D铆az, mi dios de la juventud鈥︹) hasta su deber con el reformista Vieira, siempre te帽ido de un indisimulado escepticismo que se va acentuando mientras mira las turbias maniobras del l铆der populista y que el poeta refleja en los versos que acompa帽an a las im谩genes durante toda la pel铆cula: 鈥淐uando volv铆 a Eldorado, no s茅 si antes o despu茅s, cuando volv铆 a conocer el paisaje inmutable, la naturaleza, la misma gente perdida en su excelencia irrealizable, tra铆a una fuerte amargura de los encuentros perdidos y otra vez me perd铆a en el fondo de mis sentidos. No cre铆a en sue帽os, ni en nada m谩s. Solamente la carne me ard铆a y en ella yo me encontraba鈥. Un escepticismo que Paulo se aplica a su propia forma de seguir, despu茅s de ceder frente la er贸tica del poder y dejar a Vieira para arrojarse en brazos del presidente Fuentes, que le nombra su ministro de publicidad a lo largo de una orgi谩stica celebraci贸n (鈥淵o, Julio Fuentes, declaro estado de alegr铆a persistente en Eldorado, y saludo a Paulo Martins, poeta y patriota鈥) que acabar谩 con el personaje principal recitando desde su lujoso apartamento nuevos versos sobre la futilidad de sus convicciones ideol贸gicas: 鈥淭odos los chistes caben en la cat谩strofe de cada d铆a. Yo entre otras cosas, me doy al vano ejercicio de la poes铆a鈥.

Frente a la actitud ambigua del personaje principal, Sara se erige como el personaje puesto en compromiso con unos especiales que protege hasta el punto de sacrificar por los mismos su propia existencia: 鈥溌縌u茅 sabes t煤 de ambiciones?鈥, le reprocha a Paulo, 鈥淨uer铆a casarme, tener hijos, como alg煤n otra mujer. Fui lanzada al coraz贸n del tiempo. Pegu茅 en las plazas mi primer letrero. Ellos vinieron y lo quemaron. Me arrestaron. Pase茅 varios d铆as en una celda inmunda, con ratas muertas. Me torturaron y dejaron marcas鈥 (fotograma 3).

Rocha rueda los vaivenes del personaje principal con una c谩mara en mano que no disimula referencias formales a cineastas continentales del momento: Godard (el montaje repetido de Sara accediendo en la redacci贸n del 鈥淎urora Livre鈥), Pasolini (las secuencias de Vieira entre la poblaci贸n), Antonioni (el reencuentro de Sara y Paulo en el apartamento de 茅ste); pero tambi茅n a nombres de otras cinematograf铆as: los citados Bu帽uel (en 谩mbas secuencias de las fiestas) y Peckinpah (la huida de Paul y Sara y el posterior tiroteo en el que 茅ste cae abatido), o inclusive el m谩s lejano Sternberg, en la secuencia final donde asistimos a la coronaci贸n de Porfirio D铆az (de un barroquismo que nos remite a las im谩genes de Capricho Imperial 鈥 fotograma 4) mientras observamos a Paulo Martins caer abatido por una interminable r谩faga de tiros de ametralladora (fotograma 5).

David Vericat
漏 cinema fundamental (Septiembre 2017)
———————————————-
VER EN FILMIN
———————————————-