Los gansos y la higuera

En una parte del bosque había una higuera grande con ramas enormes. Allí vivía una bandada de gansos, y estaban felices, ¡de eso puedes estar seguro! Pero en las raíces del árbol, comenzaba a crecer una enredadera.

Un ganso viejo y sabio dijo: ‚Äú¬ŅVes esa peque√Īa enredadera?¬†¬ŅEl que empieza a trepar por nuestro √°rbol?¬†¬°Alg√ļn d√≠a podr√≠a ser un problema!¬†Vi que esto sucedi√≥ una vez cuando era un pajarito.¬†Si no arrancamos la vid ahora que a√ļn es peque√Īa y f√°cil de cortar, con el tiempo crecer√° m√°s y m√°s gruesa.¬†Entonces, alg√ļn d√≠a, la vid ser√° lo suficientemente grande y gruesa como para que alguien la pueda trepar.¬†Un cazador podr√° trepar por la enredadera y matarnos.¬†Y por eso ‚ÄĚ, dijo el viejo ganso sabio,‚Äú debemos deshacernos de la vid mientras podamos ‚ÄĚ.

 

“Por eso debemos deshacernos de la vid mientras podamos”.

 

“¬°Viejo ganso tonto!”¬†dijeron los dem√°s.¬†‚Äú¬ŅQu√© problema puede surgir de una enredadera tan peque√Īa?¬†Las cosas no son como eran cuando eras peque√Īo “. ¬†

Entonces dejaron crecer la vid.  

Y creció. Y creció. Y creció.

Una ma√Īana, cuando los gansos salieron a pescar insectos y peces peque√Īos, un cazador vio la higuera y la enredadera grande y espesa.¬†¬°Por qu√© era tan grande y gruesa, pod√≠a trepar directamente a la vid!¬†As√≠ que trep√≥ y en lo alto de las ramas, coloc√≥ una red alrededor de los nidos.¬†Luego baj√≥ silenciosamente.

“Cuando regrese por la ma√Īana”, dijo de camino a casa, “¬°apuesto a que habr√° muchos gansos atrapados en mi red!” ¬†¬†¬†

Esa noche, después de un día de comida y diversión, los gansos regresaron a sus nidos. Todos y cada uno de ellos quedaron atrapados en la red del cazador.

“¬ŅPor qu√©, oh, por qu√© nos pas√≥ esto?”¬†grit√≥ un ganso.

“¬ŅNo te acuerdas?”¬†dijo el viejo ganso sabio.¬†‚ÄúLes dije a todos que esto podr√≠a suceder cuando la vid a√ļn era peque√Īa.¬†Pero no me cre√≠ste.¬†“

“¬ŅQue hacemos ahora?”¬†grit√≥ otro ganso.

 

“¬ŅPor qu√©, oh, por qu√© nos pas√≥ esto?”

 

“¬°A ha!”¬†dijo el viejo ganso sabio.¬†‚ÄúNuestra √ļnica esperanza es hacernos el muerto cuando ese cazador regrese ma√Īana.¬†Si cree que todos estamos muertos, puede arrojarnos al suelo para recuperar su red.¬†Todos debemos quedarnos muy quietos hasta que cada uno de nosotros sea arrojado del √°rbol al suelo “.

Al amanecer de la ma√Īana siguiente, el cazador regres√≥.¬†¬°Al principio, se alegr√≥ mucho de ver tantos p√°jaros en su red en la higuera!¬†Pero cuando se acerc√≥, vio que todos los gansos parec√≠an muertos.¬†No quer√≠a gansos muertos, as√≠ que uno a uno, los sac√≥ de su red y los arroj√≥ al suelo.¬†Los gansos se quedaron muy quietos en el suelo hasta que el √ļltimo ganso fue arrojado al suelo.¬†Luego, el cazador se baj√≥ del √°rbol y se fue.¬†Cuando los gansos ya no pudieron verlo, volaron hacia las ramas de su higuera.

Los gansos sab√≠an lo que deb√≠an hacer.¬†Tom√≥ mucho tiempo, pero poco a poco, picotearon esa gran enredadera.¬†Primero, cortaron la enredadera grande en muchos pedazos m√°s peque√Īos.¬†Luego picotearon cada peque√Īo trozo hasta que se rompi√≥ del √°rbol.¬†Por fin, todos los trozos de vid cayeron al suelo.¬†Y los gansos podr√≠an volar para vivir a salvo en su higuera, una vez m√°s.

Deja un comentario